Publicado 26/01/2021 17:43CET

Los comerciantes reclaman a URW acatar la ley catalana de rebaja del alquiler por Covid

Varias personas realizan compras en el centro comercial La Maquinista, en Barcelona (España), a 14 de diciembre de 2020.
Varias personas realizan compras en el centro comercial La Maquinista, en Barcelona (España), a 14 de diciembre de 2020. - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

   BARCELONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Barcelona Oberta y Comertia han reclamado a Unibail-Rodamco-Westfield (URW), propietaria, entre otros, de los centros comerciales La Maquinista, Glòries y Splau, que acate el Decreto Ley 24/2020 aprobado por el Govern en octubre que obliga a reducir el alquiler hasta el 50% si los locales no pueden operar con normalidad a causa del Covid-19.

   Ambas asociaciones han asegurado que los operadores de tiendas y locales de restauración han solicitado expresamente acogerse a esta normativa y que la compañía ha girado los importes íntegros de alquiler y gastos correspondientes a enero, según han explicado en un comunicado este martes.

   Los comerciantes aseguran que "URW sigue actuando sin tener en cuenta el contexto de crisis sanitaria, evitando el diálogo y acogiéndose unilateralmente y de forma malintencionada" al Real Decreto-Ley 35/2020, de 22 de diciembre del Gobierno central.

   Esta normativa refiere a la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, que "no prevé causa alguna de exclusión del pago de la renta por fuerza mayor o por declaración de estado de alarma u otras causas, salvo en lo referido en su artículo 26, relativo a la habitabilidad de la vivienda derivada de la ejecución de obras, que puede ser aplicable a los locales de negocio".

   Según el comunicado, una parte de los operadores ha optado por denunciar a URW para evitar desahucios y algunos jueces "han adoptado medidas cautelares basadas en la normativa catalana".

   Las entidades explican también que la normativa catalana permite que los operadores que se hayan acogido al decreto y hayan estado tres meses cerrados puedan abandonar el local sin tener que pagar la cláusula de obligado cumplimiento, algo que algunos comerciantes están valorando y otros ya han aprovechado.

Para leer más