La Dgaia elabora un protocolo para comunicar a ayuntamientos la creación de centros de emergencia

La Dgaia elabora un protocolo para comunicar a ayuntamientos la creación de cent
@ELSMATINS
Actualizado 13/03/2019 12:20:21 CET

Los jóvenes de Castelldefels llevaban desde diciembre en el centro de emergencia, previsto para 15 días

BARCELONA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat está ultimando un "protocolo de aterrizaje" para comunicar a los ayuntamientos la creación de nuevos centros de emergencia, derivado de peticiones de entes municipales, que indicará la actuación de cada institución y de las entidades que los gestionan, y que incluirá la necesidad de comunicar a los vecinos.

Lo ha explicado este martes la secretaria de Infancia, Adolescencia y Juventud de la Generalitat, Georgina Oliva: "Es verdad que tendremos que extremar las acciones de comunicación con el vecindario" después de los casos de ataques en Canet de Mar y Castelldefels (Barcelona), ha dicho en una entrevista en TV3 recogida por Europa Press.

"Estamos haciendo una apuesta muy decidida por potenciar todas aquellas acciones que vayan encaminadas a la inclusión y cohesión social", por ejemplo explicando la opción de ser familia acogedora o de ser mentor, aunque ha dicho que dejan a criterio de cada consistorio cómo tiene que comunicarse con el vecindario.

Ha observado que en ocasiones los ayuntamientos son reticentes: "Piden, y con toda la razón, la máxima transparencia, claridad e información" y que puedan decidir emplazamientos, lo que prevén solucionar con un protocolo que crean tras los ataques recientes a centros de menores no acompañados (Mena) Canet de Mar y Castelldefels (Barcelona).

Oliva ha dicho que son aislados pero suficientemente importantes, y ha rechazado considerar racista una pelea en la Zona Franca de Barcelona este fin de semana en la que hubo menores tutelados pero en la que no hubo gritos xenófobos ni una reiteración, mientras que en Castelldefels fue "una cosa premeditada" y reiterada, con un grupo importante de personas.

Ha informado de que los jóvenes estaban desde diciembre en este centro de emergencia, que era temporal y no tenía una actividad formativa porque este tipo de equipamientos están programados para que después de 15 días o tres semanas los menores pasen a un centro residencial --y el sindicato CGT y el Síndic de Greuges han criticado que se alargue su permanencia--.

Este jueves tenían previsto trasladar a los jóvenes a otro centro, en el que se habían terminado las obras, pero aceleraron el traslado el lunes por la noche por su bienestar, y Oliva ha destacado que los menores "estaban haciendo fútbol en el municipio, salían con los educadores, estaban aprendiendo la lengua, dando nociones del entorno".

DESPERFECTOS DEL ATAQUE

Ha defendido que, al crearse el centro, se informó a la alcaldía de que una entidad les cedía el 'esplai' Cal Ganxo porque en el periodo que lo necesitaban no estaba ocupado, y ha añadido que continuará con sus funciones ordinarias de educación medioambiental: "Ahora mismo en Cal Ganxo se están arreglando los desperfectos".

Oliva ha llamado a ponerse en la piel de los menores del centro y los trabajadores: "Estás en casa, a la hora de cenar, y de repente vienen personas con gritos xenófobos, algunos con capuchas, armados con palos y piedras y te atacan", por lo que ha dicho que son hechos deplorables pero que son aislados.

FALTA INFORMACIÓN DEL GOBIERNO CENTRAL

"En la inmensa mayoría de municipios en los que están los centros de la Dgaia hay una buena convivencia y no se producen hechos tan graves como estos", ha subrayado, y ha criticado falta de coordinación transparencia por parte del Gobierno central que mengua su capacidad de planificación.

"A pesar de esto, hemos hecho un esfuerzo muy grande para hacer una planificación", intentar ver cuantos llegarán cada mes y qué centros tendrán que abrir, ha señalado.

Contador

Para leer más