Dirección y críticos de UDC miden el sábado sus fuerzas por las siglas

Publicado 20/06/2015 4:05:01CET
R.Espadaler, J.A.Duran y T.Font (UDC) (Archivo)
Europa Press

BARCELONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La dirección de UDC, con Josep Antoni Duran al frente, y el sector crítico del partido, que apuesta por la independencia, medirán sus fuerzas este sábado en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), en una batalla para ver quién se queda con las siglas democristianas en caso de ruptura interna.

Lo harán en un Consell Nacional que se prevé uno de los más tensos de la historia de la formación, y en el que Duran deberá demostrar que continúa controlando el partido, frente a un sector crítico que pretende forzar un congreso extraordinario.

El origen del enfrentamiento viene de lejos y se recrudeció a raíz de la consulta interna de UDC del 14 de junio sobre la hoja de ruta soberanista, en la que el 'sí' de la dirección se impuso con un 50,3% de votos sobre los críticos, que obtuvieron un 46,7% apostando por el 'no' al argumentar que no se preguntaba claramente por la independencia, lo que representa una diferencia de sólo 95 votos.

Con estos resultados, CDC emplazó a los democristianos a concretar en un máximo de tres días si se sumaban a su hoja de ruta, un mensaje que Unió interpretó como un ultimátum y que tuvo una negativa como respuesta y el anuncio de su salida del Govern --consellers y cargos designados por el partido--.

Ante esta situación, el choque se ha desencadenado hasta llegar al divorcio de la federación, pero también en UDC, donde los independentistas con cargos en el Govern se niegan a acatar las órdenes de la dirección abandonando el Ejecutivo, y tampoco quieren abandonar el partido.

UN CONGRESO

Por eso, plantean pedir este sábado un congreso extraordinario y explorar hasta qué punto Unió está dispuesta a concurrir sola a las elecciones del 27S, una posibilidad que ya ha apuntado el mismo Duran, que lo rechaza porque podría llevar a la "liquidación" del partido.

Sin embargo, los críticos no descartan hacerse con el partido, y más si los democristianos avanzan hacia una ruptura total con todas sus consecuencias.

También está sobre la mesa la posibilidad de que los críticos se adhieran a la lista que quiere configurar el presidente de la Generalitat y líder de CDC, Artur Mas, de cara al 27S, un proyecto que él empezará a trazar este mismo sábado durante un acto en Molins de Rei (Barcelona).