Publicado 26/03/2021 19:21CET

Un estudio advierte de la "doble discriminación" que sufren las mujeres con discapacidad

Archivo - Una mujer en silla de ruedas saca dinero en un cajero en Madrid.
Archivo - Una mujer en silla de ruedas saca dinero en un cajero en Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

BARCELONA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio impulsado por el Institut Català de les Dones (ICD) y elaborado por la asociación Dones No Estàndards (DONNES), con la colaboración del grupo de trabajo de mujeres con discapacidad del Consell Nacional de les Dones de Catalunya, ha advertido de la "doble discriminación" que sufre este colectivo.

Así lo ha indicado este viernes la presidenta del ICD, Laura Martínez, en el acto de presentación del trabajo, en el que han participado las autoras del mismo, la presidenta de DONNES, Carme Riu; y la profesora de los estudios de psicología y ciencias de la educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Asun Pié.

El estudio indica que las mujeres con discapacidad tienen un riesgo mayor de sufrir violencias machistas en el ámbito de la pareja --un 20,7% frente al 13,8% del resto de mujeres--, al tiempo que tienen más dificultades para detectar estas violencias, y tienen factores de riesgo como el aislamiento social y la dependencia económica de terceros.

En este sentido, Pié ha explicado que la dificultad para detectar la violencia machista en los domicilios y que se realice una denuncia se produce porque "hay una dependencia de esa misma persona que agrede", por lo que la experta ha abogado por la autogestión de la asistencia personal y que las usuarias puedan controlar este servicio.

El estudio recuerda que el 30% de las agresiones que se denuncian por parte de las mujeres con diversidad funcional se producen dentro del núcleo familiar y advierten de otros fenómenos en este ámbito como son la relegación a tareas de cuidado familiar, los bajos niveles de detección de las violencias, o el aislamiento social.

El trabajo también alerta de otras discriminaciones que sufren las mujeres con discapacidad por su género y condición: en el ámbito laboral, con mayor precariedad; en la salud, con vejaciones; en la educación, con mayores dificultades para acceder a los estudios; o en los servicios sociales, con problemas para acceder a la vivienda.

Contador