Publicado 22/01/2021 13:09CET

Un estudio en el Sincrotrón Alba revela los motivos de degradación de los vitrales modernistas

"Les Dames De Cerdanyola", Expuesto En El Museo De Arte De Cerdanyola, De L. Dietrich, 1888-1910. La Imagen Con Zooms Muestra La Descomposición De Los Esmaltes Verdes Y Azules
"Les Dames De Cerdanyola", Expuesto En El Museo De Arte De Cerdanyola, De L. Dietrich, 1888-1910. La Imagen Con Zooms Muestra La Descomposición De Los Esmaltes Verdes Y Azules - SINCROTRÓN ALBA

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en la línea de luz MSPD del Sincrotrón Alba, que se encuentra en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), ha revelado los motivos de degradación de los vitrales modernistas de Catalunya, de finales del siglo XIX e inicios del XX.

Se tratan de los resultados de la tesis doctoral del estudiante de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) Martí Beltrán, que con el análisis de los rayos X ha descubierto que estos vitrales tienen un tipo de esmaltes pre-preparados y muchos de ellos están constituidos por un vidrio de borosilicato de plomo y zinc y una amplia variedad de pigmentos y colorantes, según ha informado este viernes en un comunicado.

Los resultados han mostrado que, entre otras cosas, los esmaltes históricos han presentado una composición química alterada por la corrosión atmosférica, que dan lugar a una pérdida de plomo, boro y zinc y la formación de sulfatos, mientras que los esmaltes azules y verdes han sido más susceptibles a la degradación.

Además, la absorción de radiación infrarroja de los colorantes empleados en los esmaltes azules y verdes puede provocar diferencias de temperatura entre los esmaltes y los vidrios de base y entre las partículas de pigmento y la fase vítrea que sería responsable de la formación de grietas y, a largo plazo, de la caída.

La observación hecha en el Sincrotrón ha obtenido "nueva información relevante" de las causas de estos desperfectos y la protección debería ser con un filtro de luz infrarroja, especialmente en los climas mediterráneos.

Beltrán ha afirmado que el estudio ha abierto la puerta al conocimiento científico de un material muy importante del patrimonio artístico catalán y "permite abordar la conservación de los esmaltes desde un punto de vista eminentemente científico y no especulativo", remarcando la importancia de seguir llevando a cabo análisis de este tipo.

Este trabajo ha sido posible por la colaboración de Vitralls Bonet, ya que han conseguido réplicas de estos elementos para poder experimentar en el Sincrotrón Alba, y han puesto a disposición de la investigación una colección de pequeños fragmentos de vidrios esmaltados.