Actualizado 13/09/2012 21:43 CET

La fundación de CDC sostiene con expertos que la independencia es viable económicamente

J.Ferrer, El Director, A. Colomine Y Mas
EUROPA PRESS

Asegura que tendría un beneficio de 922 millones con datos de 2009

BARCELONA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

La fundación CatDem, vinculada a CDC, ha concluido que una Catalunya independiente sería viable económicamente en base a las conclusiones de tres informes que analizan expertos economistas y en hacienda pública.

El informe 'Viabilidad de Catalunya como Estado. Análisis de la Hacienda Pública', concluye que una Catalunya independiente tendría un beneficio de entre 922 millones de euros (con datos de 2009, castigado por la crisis) y 21.071 millones (con datos de 2007), y que su PIB per cápita estaría un 9% por encima de la media de la UE-15 (con datos de 2009).

El informe, elaborado por la catedrática de Hacienda Pública de la Universitat de Barcelona (UB) Núria Bosch y la profesora del departamento de Economía pública del mismo centro Marta Espasa, tiene en cuenta el gasto que supondría asumir las competencias que actualmente son del Estado.

Tanto Bosch como Espasa formaron parte del grupo de expertos que eligió el Govern para establecer el método de cálculo de las balanzas fiscales con la administración central y actualizar las cifras del déficit fiscal.

Precisamente, los datos de las balanzas fiscales de la Generalitat son la base de este informe sobre las finanzas de una Catalunya independiente, según recoge el documento, recogido por Europa Press y que analiza el periodo 2006-2009.

El informe sitúa a Catalunya en una posición similar a Suecia y Dinamarca tanto en PIB per cápita como en nivel de exportaciones (alrededor del 52% del PIB), y concluye que sería un Estado "completamente viable" manteniendo los niveles de prestaciones y presión fiscal actuales.

Es más, añade que "obtendría claramente" unos ingresos adicionales netos que se podrían dedicar a incrementar los servicios públicos o a bajar los impuestos.

El segundo informe lo ha realizado el economista y exjefe de la Inspección de Hacienda de Catalunya Heribert Padrol bajo el título 'Reflexión sobre una futura agencia tributaria catalana', donde asegura que gestionar todos los tributos que se pagan en Catalunya no es una amenaza contra el principio de seguridad jurídica en las relaciones de los ciudadanos y las empresas con las autoridades tributarias.

De hecho, añade, es una oportunidad para superar la "difícil situación" que hoy sucede en este ámbito de actuación por parte de la Agencia del Estado, y ha insistido en que la mejora de la situación actual es necesaria tanto desde un punto de vista democrático como para reforzar la competitividad catalana.

También explica que permitiría mejorar la mejora de la eficiencia en la lucha contra el fraude y evasión fiscal, así como mantener un grado de asistencia adecuado a los contribuyentes en el cumplimiento voluntario de sus obligaciones.

BOICOT, EFECTO "RESIDUAL"

El tercer informe es del economista y profesor de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) Xavier Cuadras, y se titula 'Algunas reflexiones sobre la independencia de Catalunya y la economía de los catalanes'.

En su contenido, donde analiza los efectos que la independencia de Catalunya podría tener sobre las exportaciones y el balance comercial catalán, concluye que separarse del resto de España y la eliminación del déficit fiscal permitiría incrementar la renta disponible de Catalunya corto plazo y sus perspectivas de crecimiento a medio.

Así, sostiene que si el Govern contara con más recursos y gestionara la política de infraestructuras podría aumentar el potencial de su economía, y ha sostenido que un boicot contra los productos catalanes tendría un efecto "residual" sobre la economía catalana.