Publicado 23/06/2020 20:53:08 +02:00CET

La Generalitat pide evitar zonas de Huesca con brote de Covid-19 salvo "necesidad imperiosa"

El hotel Rambla de Lleida acoge personas que han tenido contacto con enfermos de coronavirus.
El hotel Rambla de Lleida acoge personas que han tenido contacto con enfermos de coronavirus. - EUROPA PRESS

   Unos pocos temporeros alojados en los pabellones del Ayuntamiento van a pueblos leridanos y oscenses

   LLEIDA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El delegado de la Generalitat en Lleida, Ramon Farré, ha recomendado este martes a la ciudadanía no ir a las zonas de Huesca en las que se han detectado brotes de Covid-19 cercanas a poblaciones leridanas si no hay "necesidad imperiosa".

   "A una zona donde aparentemente hay un resurgir y puede haber algún brote recomendamos que, si no es necesario, no hace falta ir. Ahora, si se tiene necesidad imperiosa de ir, si se es trabajador y se tiene la obligación, bien, pero la recomendación es no ir si no es imprescindible", ha afirmado Farré en declaraciones a Europa Press.

   El delegado ha propuesto al Ayuntamiento de Lleida incrementar la coordinación entre Generalitat y consistorio, respondiendo a la petición del alcalde, Miquel Pueyo, de coordinarse ante la emergencia por la cercanía de las poblaciones oscenses y la posible movilidad de temporeros en la campaña de la fruta.

   "Creo más en la coordinación entre nosotros que en establecer un mando único, aquí hay una concurrencia de competencias de muchos ámbitos diferentes y lo que tenemos que hacer es sentarnos en una misma mesa virtual y mirar de coordinar nuestras acciones", ha afirmado Farré.

AYUNTAMIENTO DE LLEIDA

   Por su parte, el Ayuntamiento ha reclamado a Farré que se dirija a las consellerias de Salud e Interior bien para crear una comisión de emergencia para gestionar la situación en el territorio, bien para que designen a una persona para liderar la emergencia desde un punto de vista sanitario, ha explicado el alcalde.

   Según el Ayuntamiento, 186 personas pernoctaron la noche del lunes en los dos pabellones que acogen temporeros de la campaña de la fruta: 106 en uno y 81 en otro.

   El consistorio ha informado a Europa Press de que el último informe técnico indica que el porcentaje de personas alojadas que salen a trabajar es bajo: en los últimos días el número máximo ha sido de 17, que trabajan en la comarca oscense del Bajo Cinca y en las poblaciones leridanas de Aitona, Seròs, Alcarràs y Massalcoreig.

REGIÓN SANITARIA

   Por su parte, la gerente de la región sanitaria de Lleida y el Alt Pirineu i Aran de la Generalitat, Divina Farreny, ha explicado que no tiene constancia de un aumento en las urgencias hospitalarias.

   Además, su equipo está analizando la situación de las personas temporeras de la campaña de la fruta que están alojadas en el pabellón de Lleida, para comprobar si algunos de los que duermen en la ciudad trabajan en la zona de Aragón.

   "Estamos analizando esta situación para tomar las medidas que se tengan que tomar, la recomendación del Gobierno de Aragón es que la gente no se mueva en todos los sentidos", ha asegurado.

   "Lo ideal sería que la gente que trabaja en Fraga viva en Fraga porque estos trabajadores hay gente que está durmiendo en un pabellón con 80 personas más, ha afirmado.

POSITIVOS

   Salud tiene estandarizado el circuito para las personas que dan positivo o son contactos estrechos de una persona enferma y no pueden garantizar el aislamiento; en la mayoría de los casos, son personas temporeras de diferentes poblaciones de la provincia, ha explicado Farreny.

   Las personas que dan positivas son trasladadas a la casa de colonias la Manreana de Juneda (Lleida), y las que tienen contacto directo con los positivos al hotel La Rambla de Lleida.

   El lunes había 24 personas en la casa de colonias y 42 en el hotel, procedentes de varias poblaciones de la provincia, según los datos de Salud.

   La gerente ha destacado la importancia del apoyo de los servicios sociales tanto comarcales como municipales: "Es importante que los temporeros estén convencidos de que si han estado en contacto con un caso tienen que estar aislados, aunque no tengan síntomas.

   "Eso hace falta explicarlo. Los mediadores están haciendo un gran trabajo, es fácil provocar situaciones incómodas, algunos que se encontraban bien han querido escaparse", ha apuntado.

Contador