29 de marzo de 2020
 
Publicado 25/02/2020 17:59:34CET

El Govern encarga la actualización del nuevo colector de salmueras de Súria y Castellgalí

Reunión del Consell Executiu del 25 de febrero de 2020.
Reunión del Consell Executiu del 25 de febrero de 2020. - JORDI BEDMAR - GENERALITAT - Archivo

   Parte de un acuerdo con Iberpotash de 2015 para mantener la actividad minera en la zona

   BARCELONA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Govern ha acordado este martes encargar a la empresa pública Infraestructures.cat la redacción de la modificación del proyecto del nuevo colector de salmueras --aguas con un alto contenido de sal-- en el tramo entre Súria y Castellgalí (Barcelona), para sustituir el actual, que acumula más de 30 años en funcionamiento.

   Esta es una infraestructura hidráulica necesaria para el desarrollo y la viabilidad del plan Phoenix, declarado de interés general para la reindustrialización del Bages (Barcelona) en 2015, ha recordado el Ejecutivo catalán en el acuerdo que ha adoptado este martes.

   Este acuerdo incluye la aprobación el plan económicofinanciero de Infraestructures.cat, y aportaciones de la Agencia Catalana del Agua (ACA) por un importe de 6,1 millones de euros para redactar estos proyectos.

CONVENIO CON IBERPOTASH

    El Govern firmó en 2015 un convenio con la empresa Iberpotash para el desarrollo del Plan Phoenix, que pretende mantener la actividad minera en la zona y evitar la pérdida de puestos de trabajo.

   Para materializar este proyecto, se requieren dos infraestructuras de agua: una tubería de impulsión de aguas regeneradas, y este colector de salmueras para sustituir el actual, "ya obsoleto tras más de 30 años en servicio", y evacuar hasta el mar las aguas salobres resultantes de la actividad minera.

   El Govern considera conveniente ejecutar ambos trabajos simultáneamente, motivo por el que se debe modificar el proyecto del colector de salmueras en el tramo e incluir la tubería de impulsión a la planificación hidrológica.

   Los gastos derivados de la modificación del proyecto serán repercutidos íntegramente a Iberpotash, así como los costes de construcción de la nueva tubería, mientras que los del nuevo colector de salmueras serán repercutidos al 90% entre los beneficiarios de la nueva infraestructura.