Actualizado 20/07/2017 14:15 CET

El Govern legislará contra la apología de la anorexia y la bulimia en Internet

M.Voltas, M.Topor, M.Ribera y S.Bujalance
EUROPA PRESS

   Topor, nueva presidenta de la Mesa para la Prevención de los trastornos de conducta alimentaria

   BARCELONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Generalitat estudia legislar para perseguir portales, blogs y redes sociales en Internet que hagan apología de los trastornos de conducta alimentaria (TCA) a través de la modificación de la Ley de Salud Pública catalana y de cinco artículos del Código de Consumo, recogiendo una recomendación de la Mesa de Diálogo para la Prevención de los TCA.

   En rueda de prensa este jueves en el Palau Robert de Barcelona, la directora de la Agencia Catalana de Consumo (ACC), Montserrat Ribera, ha explicado que desde las consellerias de Salud y de Empresa y Conocimiento se está trabajando en herramientas legales que prevé que estarán hechas, "como mínimo, en más de medio año".

   En concreto, piden una regulación específica que prohíba el proselitismo de los TCA en Internet y las redes sociales, reconociendo estas acciones como una "infracción a la normativa de salud pública" y que responsabilice y sancione a las empresas intermediarias, de 'hosting'.

   Esta legislación, en la que trabaja el Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab), permitiría actuar a la Generalitat con eficacia y potestad sancionadora, mientras que también plantean modificar el Código de Consumo en los apartados de derechos del consumidor, al de las empresas --impidiendo comercializar productos que incidan a hábitos no saludables-- y en la publicidad.

ESTUDIOS DE IMPACTO

   La mañana de este jueves se ha celebrado una reunión plenaria de esta mesa, en la que ha debutado como nueva presidenta honorífica la periodista Marcela Topor, y se han explicado los resultados de los estudios 'Anorexia e Internet', que ha analizado durante dos años el impacto de contenidos "no saludables" en Internet en pacientes de anorexia y bulimia.

   La directora de la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (Acab), Marta Voltas, ha destacado que estos trastornos constituyen la tercera enfermedad crónica entre las mujeres adolescentes de las sociedades desarrolladas y occidentalizadas, con un 'perfil tipo' de una niña de 13 años, "sin un sentido crítico desarrollado pero con habilidades de navegación", por lo que está muy expuesta.

   En Catalunya, las sufren 28.000 jóvenes: afecta al 5% de las mujeres adolescentes, y hasta el 11% presenta síntomas de riesgo de sufrirlos, a lo que se suma una insatisfacción corporal muy alta entre el colectivo joven, y cada vez detectan más casos en adultos; la mortalidad está alrededor del 5%, tanto por la propia enfermedad como por el suicidio al que lleva en ocasiones.

   "Es una enfermedad que tiene margen en la prevención, y por lo tanto hay que focalizar en las puertas de entrada que son factores de riesgo" e indagar en cómo llegar a factores positivos, por lo que crearon un grupo de trabajo con personas de varios ámbitos que trabajan en los TCA, como unidades especializadas en tratamiento, e incluyendo a Mossos d'Esquadra.

   El grupo abordó la correlación entre la enfermedad y las redes sociales: el 60% de los pacientes --de centros de Catalunya y el resto del Estado-- buscan contenidos "no saludables" en su primera búsqueda en Internet, y el 71% considera que los contenidos que buscan en Internet influencian negativamente en su trastorno.

   A pesar de esto, el 87% de los familiares no conocían estos hábitos de navegación previamente, mientras que, durante el tratamiento, "el 40% de las familias seguía sin saber que los pacientes mantenían estos hábitos" en Internet que perpetuaban la enfermedad, ha explicado Voltas.

   "Ver y visionar contenidos negativos no nos echará atrás para hacer conductas de riesgo, sino que es una puerta de entrada en muchos casos", por lo que es necesario fomentar estrategias de autoprotección e implicar a las empresas a ser responsables y proactivas en la protección de la salud, además de denunciar los contenidos que vulneran el derecho a la salud, sobre todo en niños y jóvenes.

   "No podemos avanzar si paralelamente no se reforma el ordenamiento jurídico", ha mantenido, ya que hasta la fecha, todas las acciones que han hecho para retirar este tipo de contenidos tiene un vacío legal, ante lo que Ribera ha remarcado que han propuesto al Parlament y el Govern modificaciones legales.

   La nueva presidenta honorífica de la mesa ha afirmado: "No podemos prohibir que utilicen Internet, pero sí que podemos explicarles cómo hacerlo y cómo utilizar esta herramienta tan importante", y ha destacado la necesidad de realizar comidas en familia, aunque no siempre es posible conciliar la vida familiar y laboral, y ha puesto como ejemplo que le gusta que un día a la semana cocinar junto a sus hijas para que la comida sea una experiencia agradable.

   Topor, pareja del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mostrado su agradecimiento a su predecesora como presidenta honorífica, Helena Rakósnik --pareja del expresidente Artur Mas--, sobre la que ha dicho que toma el relevo sabiendo que estará a su lado para apoyarla.

Para leer más