La Guardia Civil investiga a los responsables de dos granjas de vacuno de Lleida por falsedad documental

Publicado 04/12/2019 12:32:55CET
La Guardia Civil en una explotación de vacuno.
La Guardia Civil en una explotación de vacuno. - GUARDIA CIVIL

LLEIDA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) de Lleida, ha iniciado la investigación de los responsables de dos explotaciones ganaderas de la provincia de Lleida por un supuesto delito de falsedad documental al asignar los crotales identificativos de cada animal de terneros muertos a otros animales.

La investigación se inició en el 2016 cuando, en la Comunidad de Asturias, se detectó que una persona llevaba en el maletero de su vehículo varios crotales de ganado bovino, algunos de los cuales se correspondían con reses ubicadas en explotaciones de la comarca del Segrià (Lleida), ha informado este miércoles la Guardia Civil en un comunicado.

Tras la comprobación de los códigos identificativos de los crotales, en febrero de 2018, el SEPRONA inició la investigación de dos explotaciones ganaderas ubicadas en la provincia, verificando que se realizaban transacciones de ganado vacuno incumpliendo la normativa, alterando los datos de trazabilidad de los animales, al asignar los crotales de reses muertas nuevamente a otros animales.

Según la Guardia Civil, estos hechos se encuadrarían dentro del delito de falsedad documental al suponer la simulación de un documento público y el tráfico de documentos de identidad falsos.

LOS CROTALES

Los crotales son piezas de plástico que identifican de forma individual a cada animal, vienen a ser el documento de identidad de cada res y le acompañan desde su nacimiento hasta el momento de su muerte.

Cada crotal, consta de una serie de dígitos y un código de barras, se asigna a cada explotación y permite conocer todas las circunstancias que acompañan al animal a lo largo de su vida.

Según la Guardia Civil, durante el mes de mayo del año en curso, los agentes del SEPRONA de la Comandancia de Lleida, conjuntamente con personal veterinario de la Oficina Comarcal del Segrià del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat en Lleida, realizaron la inspección de las explotaciones investigadas encontrando pruebas que confirmaban los hechos.

Contador