La Guardia Civil recupera ocho piezas arqueológicas a la venta por Internet en Girona

Piezas recuperadas por la Guardia Civil
GUARDIA CIVIL
Actualizado 24/09/2018 12:27:33 CET

GIRONA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la 'Operación Béticas', llevada a cabo en la provincia de Girona, ha recuperado ocho piezas arqueológicas, y han sido investigadas cuatro personas por un supuesto delito contra el Patrimonio por tener anunciadas en Internet diversas ánforas para su venta.

A finales de 2017 la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en la página web de venta entre particulares 'Wallapop' estaban anunciadas para su venta tres piezas arqueológicas, que se podían ver en fotos adjuntas, con un precio inicial de 500 euros, han informado este lunes en un comunicado.

Los investigadores comenzaron la denominada 'Operación Béticas' tendentes a clarificar si las piezas expuestas podrían provenir del expolio de algún pecio, e identificaron a las personas anunciantes, domiciliadas en la provincia de Girona.

Una vez se pusieron en contacto con ellos, los anunciantes accedieron a entregar las piezas, que la Guardia Civil puso a disposición judicial en el Centro de Arqueología Subacuática de Catalunya (CASC), con sede en Girona, el cual acreditó que las piezas intervenidas son auténticas, siendo estas concretamente ánforas romanas cuya datación oscilaría entre los siglos II aC y I dC.

En la segunda fase de la operación y tras nuevas informaciones, los agentes localizaron a dos personas que tendrían en su poder otras piezas arqueológicas adquiridas de forma ilegal, y realizaron dos registros domiciliarios en las localidades de Vilafant y Vilajuiga (Girona).

En el registro, se incautaron cinco piezas arqueológicas (ánforas), tres en uno de los domicilios, y dos piezas (ánforas) en el otro, las cuales fueron también depositadas a disposición Judicial en el Centro de Arqueología Subacuática de Catalunya en Girona.

Se instruyeron diligencias procediendo a la toma de declaración en calidad de investigados a los propietarios, por un supuesto delito contra el patrimonio; siendo entregadas en el Juzgado de instrucción de Figueres, que lleva la investigación.