Actualizado 08/09/2008 15:43

Hereu anuncia que los dos tramos del tranvía se unirán en un paseo en Diagonal con paseo de Gràcia

El objetivo es reducir un 75% la circulación de vehículos privados en la avenida

BARCELONA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, anunció hoy que los dos tramos del tranvía --Trambaix y Trambesòs-- se unirán por la avenida Diagonal, que pasará a ser un paseo para "ganar espacio y convertirse en un gran eje cívico", declaró.

El paseo de la Diagonal, como se llamará el nuevo tramo, pretende "reducir en un 75% el transporte privado e instalar nuevos sistemas de transporte público" para descongestionar la zona. El proyecto contempla también la posibilidad de crear numerosos aparcamientos subterráneos para uso de los vecinos de las fincas del tramo.

Para reducir el tráfico y que el paseo no suponga sólo un "lugar de paso", se desviará a los vehículos hacia otras zonas del distrito de l'Eixample. El tráfico para vecinos y comercios, que suponen el 25% actual, se mantendrá, señaló.

El plan, que bautizó como el "paseo Diagonal del siglo XXI", supondrá un ciclo intenso de diálogo con los distintos agentes implicados y un trabajo "muy minucioso", así como "meses y meses" de trabajo. El proyecto no está cerrado, por lo que se desconocen los detalles sobre la manera en que se llevarán a cabo las obras, así como la fecha en que comenzarán.

Se trata de "una nueva concepción urbanística y de movilidad que implicará transformar muchos usos actuales, manteniendo la esencia histórica". Hereu declaró también la intención de recuperar con el nuevo paseo "el espíritu del plan Cerdà".

En una entrevista a 'El Periódico', Hereu dijo que con este cambio espera que la Diagonal se convierta en "uno de los grandes ejes cívicos de Barcelona", pasando de ser "un lugar de paso de la movilidad privada a un espacio para la movilidad pública y el encuentro ciudadano".

El alcalde señaló que "es factible pacificar la Diagonal de forma compatible con la movilidad general de la zona y de la ciudad", para lo que redistribuirán la circulación de vehículos privados por el resto de la trama del Eixample, aunque no concretó fechas.

Hereu apuntó que iniciarán hoy un proceso de consulta con las entidades y vecinos "para consensuar" temas como la nueva configuración del espacio público, el rol prioritario de los peatones, la ampliación de las aceras, nuevos aparcamientos, el transporte público que cubra la avenida "de punta a punta" y su dinamización comercial.