Homrani afirma que Santa Coloma (Barcelona) no avisó de que hubiera menores en casas ocupadas

El conseller Chakir el Homrani
Europa Press - Archivo
Publicado 12/11/2018 11:38:15CET

BARCELONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir el Homrani, ha afirmado que el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) no les notificó que hubiera menores en situación de vulnerabilidad ocupando un edificio, después de la detención de dos menores entre un grupo de 15 jóvenes que presuntamente agredió a una pareja.

Lo ha dicho en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press al ser consultado por el caso, después de que el Ayuntamiento haya pedido al Govern medidas urgentes para gestionar a menores no acompañados, ante lo que ha afirmado que cuando se notifican estas situaciones se responde "al momento", pero que el protocolo indica que el municipio tiene que avisar.

Ha asegurado que la información que tienen es que entre los detenidos hay dos menores, pero como hasta la fecha no se habían puesto en contacto con su departamento, por el momento desconocen si eran tutelados por la Generalitat: "No sabemos si estaban o no tutelados, estamos a la espera de que lo notifiquen desde Mossos d'Esquadra", hablando con la Conselleria de Interior para tener la información.

Ha subrayado que la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) actúa para garantizar el recurso de residencia y acompañamiento: "Pero cuando es cuestión de un delito, y de lo que estamos hablando es un delito muy grave, aquí quien tiene que actuar es la justicia", y a partir de la resolución de un juez ya no es el ámbito del Govern.

Ha recordado que la Dgaia no es un sistema judicial y no tiene potestad de encerrarlos, ni es este el tipo de acogida que quieren realizar, y que hay casos en que los jóvenes se escapan de los centros, aunque ha pedido ser muy "estrictos y cuidadosos" a la hora de abordar estos temas para evitar estigmatizar a todos, ya que en ocasiones se les atribuye delitos que no han cometido.

Ha admitido que el sistema de protección a la infancia "está en tensión" porque las cifras de llegada de menores no acompañados son muy elevadas y actualmente acoge a más 2.500 jóvenes, mientras que hasta octubre han llegado este año más de 3.000 --algunos salen del sistema por movilidad o porque se hacen adultos-- mientras que en 2015 llegaban entre 300 y 400.