Los inmigrantes cualificados se concentran en los barrios más céntricos de Barcelona

Actualizado 18/07/2016 14:42:12 CET

   Esta aglutinación está afectando a los precios de la vivienda

   CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha precisado que la concentración de inmigrantes cualificados se registra de forma homogénea en los barrios más céntricos de Barcelona.

   El análisis ha señalado que "todo el poder que Barcelona tiene para atraer a población cualificada le hace falta distribuirla uniformemente".

   En este sentido, las zonas alejadas del centro de la capital catalana como los distritos de Nou Barris, Horta-Guinardó y Sant Andreu y los barrios de la orilla del Río Besòs, la Marina del Puerto y de la Marina del Prat Vermell, estos dos últimos en Sants-Montjuïc, son el destino para aquellos con menos formación, según ha informado la UAB en un comunicado.

   La ciudad ha recibido anualmente a 80.000 jóvenes altamente cualificados entre 2011 y 2014, un 45% procedente del resto de Catalunya; un 35% del extranjero, que se ha decantado por vivir en barrios del distrito de Ciutat Vella, y un 20% del resto de España, que ha optado por instalarse en Gràcia, Eixample, Sants, Poble Sec, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Sant Martí.

   El 56% de la población de 25 a 39 años que llegó a la localidad entre 2007 y 2011 tenía estudios universitarios, mientras que en los municipios del área metropolitana era del 32%.

MOVIEMIENTOS INTRAURBANOS

   Aquellos con estudios universitarios que empiezan el cambio de domicilio en el interior del municipio a zonas con rentas más bajas tienen el doble de probabilidad de situar su nueva residencia en un barrio de mayor renta que la que cuenta con estudios primarios (el 60% contra el 30%), así, conforme aumenta el nivel de estudios menor es la probabilidad de cambiar de vivienda a los barrios de menor renta, pero sí a los de alta.

   El estudio ha remarcado que todo ello "está alimentando el proceso de polarización socioeconómica" de la ciudad, igual que se da en otros lugares en Europa, y ha indicado que la atracción de este grupo de gente formada tiene efectos en el mercado de la vivienda, incrementando los precios en los lugares donde se ha concentrado la demanda.

   La experiencia de otras localidades europeas ha determinado que ciertos barrios se han convertido en un bien exclusivo y excluyente, generando una progresiva suburbanización de la pobreza.

   El autor del estudio, Antonio López, ha sugerido que para que Barcelona no muera de éxito, "el modelo a seguir debe incorporar políticas redistributivas de los beneficios que genera la atracción de población cualificada", y ha considerado esencial la articulación metropolitana de estas políticas.

Para leer más