La jornada incrementa un 5% las ventas con 1,6 millones de ejemplares comprados

Publicado 28/04/2014 14:37:43CET
Escritores, editores y libreros con el conseller Ferran Mascarell
EUROPA PRESS

Una facturación de 19,3 millones marca "cierto punto de inflexión"

BARCELONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La diada de Sant Jordi registró un incremento de las ventas de en torno a un 5%, con 1,6 millones de ejemplares comprados por los catalanes y marcando "un cierto punto de inflexión", ha explicado el presidente del Gremi de Llibreters de Catalunya, Antoni Daura, en el Brindis de Sant Jordi convocado por la Conselleria de Cultura de la Generalitat para hacer balance de la fiesta y abrir el nuevo año literario.

"Parece que hemos llegado a un cierto punto de inflexión, y las ventas han comenzado a registrar un ligero incremento en torno a un 5%", ha explicado Daura, que ha mostrado su alegría ante el desarrollo de la jornada.

Si en la pasada edición se facturaron 18,4 millones de euros, este año se ha alcanzado un montante de 19,3 millones, gracias a este 5% de las ventas más, ha concretado Daura, que también ha apuntado que en 2013 se vendieron 1,4 millones de libros respecto a los 1,6 millones de esta edición.

Con esto, ha mostrado su esperanza de que estas cifras reflejen "un cambio de tendencia", y ha apuntado que en la jornada se vendieron un 54,69% de ejemplares en catalán, y un 45,31% en castellano, pese a una mayor oferta editorial en castellano y a un predominio del hábito lector en este idioma.

Además, Daura ha instado a no obsesionarse con los diez títulos más vendidos en esta jornada, ya que éstos significan solamente el 7,26% de todos los libros comprados durante el día, y ha dicho que la venta es "en realidad muy transversal".

"La alegría de Sant Jordi no nos tiene que hacer pensar que ya lo tenemos todo hecho", ha terminado Daura, antes de enumerar las mejoras que tiene que afrontar el sector, algo en lo que le ha tomado el relevo el presidente del Gremi d'Editors de Catalunya, Daniel Fernández, que ha puesto de relieve que el tejido empresarial se ha reconvertido.

"HEMOS DEJADO DE CAER"

Además, sobre la mejora de ventas ha apuntado: "Dicen que para salir del pozo hay que dejar de caer, quizás los editores hemos dejado de caer", y ha recordado que durante la diada de Sant Jordi ya tuvo la sensación de que se estaban vendiendo más libros.

Mascarell ha explicado que este encuentro comienza ante la "incorrección" de terminar la jornada con rankings de libros, de modo que la Conselleria de Cultura promoverá en adelante este brindis como punto y final de la jornada.

Para el Sant Jordi de 2015 Mascarell ha esperado que mejoren los índices de lectura y ha pedido su deseo en el brindis: "El sueño de que Catalunya se convierta en un país más lector", de modo que se acerque a los parámetros europeos, y que el 68% de catalanes lean al menos un libro al año --índice que actualmente se sitúa en el 65%--, para lo que ha anunciado la reactivación de actuaciones como la mesa del libro con los editores y libreros.

LOS LÍDERES, CONFIRMADOS

Así, quedan como indiscutibles de la ficción catalana 'L'analfabeta que va salvar un país' (La Campana), de Jonas Jonasson; 'Desig de xocolata' (Proa), de Care Santos; 'L'altra' (La Magrana), de Marta Rojals; 'Eufòria' (Proa), de Xavier Bosch, y 'El primer heroi' (Ediciones B), de Martí Gironell.

En ficción castellana, lideran 'Las tres bodas de Manolita' (Tusquets), de Almudena Grandes; 'La analfabeta que era un genio de los números' (Salamandra), de Jonasson; 'La verdad sobre el caso Harry Quebert (Alfaguara), de Joël Dicker; 'El juego de Ripper' (Plaza&Janés), de Isabel Allende, y 'Dispara, yo ya estoy muerto' (Plaza&Janés), de Julia Navarro.

La no ficción catalana, como ya se planteó, ha estado polarizada por 'Cuïna amb Joan Roca' (Planeta), de Joan Roca; 'Si Beethoven pogués escolatr-me' (Ara Llibres), de Ramon Gener; 'La frontera invisible' (Ara Llibres), de Kilian Jornet; 'Com ser un bon català' (Columna), de Quim Morales, y '9N 2014' (Ediciones B), de Jaume Barberà.

Han liderado en la no ficción castellana 'Yo fui a EGB' (Plaza&Janés), de Javier Ikaz y Jorge Díaz; 'La gran desmemoria' (Planeta), de Pilar Urbano; 'Después de despedirme.Pepe Rubianes' (Alrevés), con edición a cargo de Josep Formen t, y 'No estamos locos' (Planeta), de El Gran Wyoming.