Publicado 23/01/2014 18:09CET

L'Auditori ficha a Kazushi Ono como nuevo director musical de la OBC a partir de septiembre de 2015

Kazushi Ono
EUROPA PRESS

BARCELONA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

L'Auditori de Barcelona ha fichado al japonés Kazushi Ono como nuevo director musical de la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC), que empezará en septiembre de 2015, cuando finalizará el contrato con el actual director Pablo González.

Así lo han anunciado en rueda de prensa el conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell; el teniente de alcalde de Cultua, Jaume Ciurana; el director de L'Auditori, Joaquim Garrigosa, y el director gerente de la OBC, François Bou --quienes lo han aprobado este jueves en el consejo rector de la institución--, además de la presencia del propio Ono, que ha empezado la explicación prometiendo hablar catalán a su regreso.

Ono ha sido fichado por tres años prorrogables hasta cinco, con un caché algo superior al de Pablo González, que será de 22.000 euros por programa los dos primeros años --esto es, 22.000 euros cada tres conciertos--; 25.000, la tercera temporada, y 28.000 los dos últimos años.

Así, la primera temporada tendrá cinco programas, y de la segunda a la quinta tendrá diez programas cada temporada, pasando de 110.000 euros en la inicial hasta los 280.000 en las sucesivas por temporada, aproximadamente.

Actualmente, Ono dirige la orquesta de la Ópera de Lyon, y a partir de la temporada 2015-2016 será también director musical de la Metropolitan Symphony Orchestra de Tokyo, con el desempeño anteriormente de la dirección de la ópera La Monnaie de Bruselas.

Con 53 años de edad, Ono dirigió en una sola ocasión la OBC --en enero de 2012--, cuando se dio cuenta de las posibilidades "inmensas" de la OBC, y del encanto de sus sonidos y colores, por lo que ha augurado una buena relación con sus músicos, y ha avanzado que tendrá un programa variado, así como que le gustaría que la OBC pudiera colaborar en el Liceu.

"Me gustaría en el futuro la posibilidad de presentar la orquesta en diversos países, incluido Japón", ha dicho Ono, que ha ha ensalzado que cuando dirigió la OBC en 2012 ya se dio cuenta de la creatividad cultural del público y los músicos barceloneses, y que, desde entonces, tenía el proyecto de regresar a la ciudad.

CONOCER LA REALIDAD DE CATALUNYA

Después de la apuesta por un director emergente y joven como González, Garrigosa y Bou han enumerado, entre los requisitos planteados para este puesto, contar con el reconocimiento internacional, poseer una experiencia y repertorio amplios, ser capaz de inspirar al público y a los músicos, y entender la realidad de Catalunya, algo que Ono ha correspondido recordando la célebre intervención del compositor Pau Casals en la ONU en Nueva York como algo "muy chocante".

Mascarell, que ha agradecido los servicios de González, ha aplaudido la normalidad con la que se realizará esta transición, ya que desde 1993 ningún director musical de la OBC había completado su contrato, y ha considerado su nombramiento una "propuesta ambiciosa".

Ono participará este fin de semana como invitado en L'Auditori dirigiendo un programa protagonizado por los músicos Kumiko Shuto y Kifu Mitsuhashi con compositiciones de Toru Takemitsu (1930-1996) y Richard Strauss (1864-1949).