Actualizado 15/10/2018 17:15 CET

Un manifiesto reclama abolir la prostitución por ser "violencia estructural"

Presentación del manifiesto 'Pau de les dones'
PLATAFORMA PEL DRET A NO SER PROSTITUIDES

Una campaña critica la prostitución por ser "connivencia entre capitalismo y crimen organizado"

BARCELONA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de personalidades han reclamado una sociedad libre de trata y de prostitución en la campaña 'La pau de las dones' (La paz de las mujeres), y que defiende abolir la prostitución siguiendo el modelo de países nórdicos, considerándola "una esclavitud moderna y una violencia estructural contra las mujeres", según el manifiesto, recogido por Europa Press.

La iniciativa surge de la inquietud de activistas del movimiento vecinal --se ha presentado este lunes en la sede de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb)-- y su manifiesto cuenta con el apoyo de personas de varios ámbitos e ideologías, ha explicado la Plataforma que la impulsa, en un comunicado.

Han reclamado cambios legislativos y políticas públicas que penalicen la compra de servicios sexuales, se despenalice completamente a las mujeres en situación de prostitución y se les propongan programas de apoyo y formación para salir del ámbito, además de "un combate reforzado contra el proxenetismo y la trata".

"Estamos hartas de oír que 'no tenemos que confundir trata y prostitución'. Hay trata porque hay prostitución", han defendido, y han asegurado que la demanda de este mercado en expansión solo se puede satisfacer la demanda de un mercado en expansión que "solo llega a ser satisfecha con violencias y engaños".

Ante los planteamientos de regularizar la prostitución, han afirmado: "Rechazamos las tramposas discusiones sobre prostitución 'forzada' --que habría que perseguir-- y 'voluntaria' --susceptible de ser regularizada".

Han considerado que el hecho de que la prostitución se nutre de contingentes de mujeres pobres, de regiones económicamente deprimidas y a menudo de minorías étnicas "muestra el poco sentido de los discursos sobre la libertad".

La campaña asegura que no puede posponerse un posicionamiento como sociedad: "Se trata de decidir si consideramos legítimo perpetuar un privilegio ancestral de los hombres que les permite acceder, mediante dinero, al cuerpo de las mujeres", y, si se legaliza, se aceptaría que tiene que haber una reserva de mujeres a disposición de los caprichos de hombres.

AFECTA A TODAS

"Supondría cuestionar todas las políticas de igualdad entre hombres y mujeres, todos los esfuerzos educativos en este sentido, ha reflexionado, además de convertir a todas las mujeres en prostituibles y susceptibles de ser compradas.

"No, la prostitución no es el 'oficio más viejo del mundo', redescubierto por una posmodernidad que ve incluso un camino de empoderamiento de las mujeres, sino la institución patriarcal más antigua, vector del racismo y de clasismo, y todo un paradigma de connivencia entre capitalismo y crimen organizado", ha considerado.

La iniciativa defiende que la compra de favores sexuales certifica una relación de desigualdad y, si no hay igualdad, invocar el libre albedrío solo sirve para enmascarar la opresión: "¡Basta de pervertir los conceptos forjados por décadas de lucha feminista! El 'derecho al propio cuerpo' no tiene nada que ver con su mercantilización".

"Nuestra sociedad tiene que tomar conciencia sobre el sufrimiento humano que se esconde detrás de los neones de los prostíbulos de carretera", en burdeles, tras anuncios de Internet y en las calles de algunos polígonos industriales, y han recordado que España --y singularmente Catalunya-- es lugar de tránsito y destino para muchas mujeres coaccionadas.

El manifiesto ha recordado que cada año millones de mujeres y niñas son objeto de explotación sexual, "nutriendo el comercio más infame y provechoso del planeta", y ha destacado que las industrias del sexo tienen volúmenes de negocio equiparables al tráfico de armas y la industria petrolífera.

Recoge que el Día de la Mujer Trabajadora de este año --8 de marzo-- se alzó una movilización contra los abusos, violencias y discriminaciones machistas y que se ha encontrado con una fuerte reacción contra los anhelos de emancipación feministas: "En el corazón de esta resistencia de la secular dominación masculina, bate lo que ha sido una auténtica guerra contra las mujeres".

FIRMANTES DIVERSOS

La campaña, que cuenta entre sus firmantes a supervivientes de la prostitución, buscará adhesiones y celebrará actos públicos dirigidos a hombres y mujeres para "construir un movimiento de opinión favorable" a las demandas del manifiesto.

Entre los firmantes del manifiesto figuran personalidades de ámbitos muy variados y procedentes de España, Francia y Canadá, con nombres como la presidenta de la Taula del Tercer Sector de Catalunya, Francina Alsina; el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo; las juezas Matilde Aragó y Lucía Avilés; la poeta Elaine Audet; la escritora Gemma Lienas; la activista vecinal Annabel Jové; las directoras de cine Icíar Bollain y Mabel lozano y la cantante BigMama Montse.

Para leer más