Actualizado 25/09/2009 21:29 CET

Mas contrasta la posición clara de CiU con la falta de cohesión del tripartito

LLEIDA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU, Artur Mas, contrastó hoy la posición clara de la federación sobre la convocatoria de consultas independentistas con la falta de cohesión del tripartito al respecto.

En declaraciones en la Fira de Sant Miquel de Lleida, Mas respondió al alcalde leridano, el socialista Àngel Ros, que hoy aseguró que el PSC tiene una postura clara, pero CiU "busca eufemismos para explicar que dan apoyo a las consultas soberanistas porque no se atreven a decir a su electorado que son independentistas".

El líder de CiU remarcó que la posición de la federación está fijada en un acuerdo suscrito el lunes pasado, en el que establecen que la dirección no impulsará estas iniciativas, aunque "respetará y apoyará en todo momento la voluntad y autonomía de los grupos municipales".

En cambio, "lo que constatamos es que el PSC, ERC e ICV, que son los que gobiernan en Catalunya, tienen posiciones diferentes los tres. CiU tiene una, mientras que el tripartito tiene tres de diferentes, y esto sí que es una constatación", sostuvo hoy Mas.

Señaló que Ros "tiene mucho trabajo para ocuparse de cosas que no funcionan bien en Lleida, y sería bueno que en vez de increpar a CiU, haga lo que le toque hacer como alcalde de Lleida". En todo caso "si Ros puede ayudar a que el tripartito vaya a la una, seguramente nos iría bien a los ciudadanos de este país", añadió.

El presidente de CiU reiteró hoy que la federación difícilmente podrá apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2010 si no hay cambios en la subida de impuestos y sobre otras materias que está impulsando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Para Mas, es un grave error subir impuestos en plena crisis, y lo que no puede ser, dijo, es "que el Gobierno saque dinero a las familias y empresas para tapar agujeros de la administración que, además, han creado ellos mismos".

"Sería absurdo que diéramos apoyo a unos presupuestos que hacen aquello que creemos que no se debe hacer", insistió. Además de la subida de impuestos, otros argumentos que esgrime Mas, son la poca inversión en infraestructuras en Catalunya y la insuficiencia de la financiación, además de la poca confianza en el PSOE para salir de la crisis.