Actualizado 14/03/2014 20:26 CET

La mayoría de granjas afectadas por el cierre de plantas de cogeneración de purines son catalanas

Catalunya sólo acoge 6 de las 29 instalaciones afectadas por la reforma eléctrica

LLEIDA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de las granjas afectadas por el cierre de plantas de cogeneración de purines son catalanas, aunque Catalunya sólo tiene seis de las 29 instalaciones afectadas por la reforma del sector eléctrico que reduce las retribuciones.

Según datos facilitados por el Ministerio de Agricultura a la organización agraria JARC, el problema afectaría especialmente a 750 explotaciones de porcino en España, de las cuales 540 se encuentran en Catalunya, ha asegurado la organización en un comunicado.

JARC, junto a otros representantes del sector, se ha reunido este viernes en Madrid con el el Subsecretario de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Jaime Haddad, para pedir la mediación de su ministerio ante el de Industria.

El portavoz de JARC, Jaume Bernis, ha pedido al Departament de Agricultura, Ganadería, Alimentación y Medio Natural celeridad para resolver el conflicto por el gran número de las granjas catalanas afectadas.

Según JARC, el Ministerio de Agricultura se sitúa en un plano de mediador, sin obligación directa en la resolución de un problema que afecta gravemente al sector porcino.

Bernis ha remarcado que las "incoherencias" de las políticas establecidas por el Gobierno central y los bailes de competencias ponen en peligro el cumplimiento de legalidad medioambiental por parte de los ganaderos de porcino, que han hecho un gran esfuerzo para adaptándose a la normativa de nitratos y los planes de deyecciones ganaderas y que quieren seguir haciéndolo.

"No se puede permitir que se ponga en peligro un modelo productivo que funciona, que genera riqueza, crea puestos de trabajo y fomenta el desarrollo de las zonas rurales", ha afirmado.