Los médicos alertan de "obstáculos" a la hora de pedir pruebas en ciertas mutuas

Actualizado 09/11/2012 14:25:33 CET
EUROPA PRESS

Piden a los pacientes que se informen de las condiciones de estas entidades y pidan consejo

BARCELONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Miquel Vilardell, ha alertado este viernes de los "muchos obstáculos" que sufren los facultativos de algunas mutuas a la hora de pedir pruebas y exploraciones complementarias para un paciente, debido a criterios economicistas.

Junto al presidente de la Sección de Seguro Libre del COMB, Ramon Torné, Vilardell ha manifestado el "malestar del médico" en algunas mutuas que ofrecen pólizas con precios muy reducidos, que obligan al médico a pedir una autorización previa de pruebas, con dificultades asociadas de tiempo y burocracia.

Ambos representantes han presentado los resultados de una encuesta de Seguro Libre, realizada a 2.660 colegiados entre el 20 de octubre y el 12 de diciembre de 2011 y que revela que para el 47% de los médicos de los encuestados las mutuas constituyen su actividad principal, mientras que para el otro 53% es complementaria con la sanidad pública.

Según Torné, "cada vez hay más desencanto" de los facultativos del sector, que reclaman trabajar en buenas condiciones para realizar el acto médico con tiempo y la tecnología adecuada, y también piden que los honorarios por consulta lleguen a la reivindicación histórica de 26 euros brutos por visita, lo que ha señalado que no sucede ni ha sucedido nunca.

En esta línea, ha señalado que los facultativos cobran una media de diez euros por acto médico, y en algunos casos ocho euros en el caso de segundas visitas en algunas mutuas, que Torné ha considerado del todo insuficientes.

La encuesta señala que el 24% de los médicos ha disminuido las horas de trabajo, el 13% las ha aumentado y el 63% las ha mantenido en 2011; y en cuanto a ingresos, el 37% se ha quedado igual, el 39% ha recibido un poco menos, el 11% un poco más y el 10% ha recibido mucho menos ingresos.

Torné ha recordado que los pacientes de mutua crecieron más de un 2% en Catalunya durante 2011, el año de los primeros recortes sanitarios en el sector público, lo que Vilardell ha señalado que no han beneficiado a las mutuas, que también han recibido las bajas de pacientes por la crisis.

Para con los pacientes, Torné ha pedido que se informen muy bien de las condiciones de la mutua y pidan consejo --en el COMB hay una sección de atención al usuario-- si no ven claras las posibilidades y límites.

Para con las mutuas, el representante del COMB ha reclamado que clarifiquen mejor los grados de coberturas y que los contratos sean más claros.

DESPIDO DE CENTENARES DE MÉDICOS

También ha deplorado que la fusión de las mutuas de Adeslas y Aresa provocará que la compañía prescinda de centenares de médicos, con los que las entidades habían establecido una relación contractual.

Vilardell y Torné han alabado el sector sanitario privado como un "gran motor de país" en Catalunya, donde cuenta con larga tradición y se complementa muy bien con el ámbito público, teniendo en cuenta que un 24% de los catalanes tienen un seguro privado de salud.

Por ranking de mutuas, las mejor valoradas han sido Assistència Sanitària Col·legial, Axa-Winterthur, Agrupació Mútua, Mútua General de Catalunya y Generali Salud; en el grupo siguiente se encuentran Fiatc, Adeslas, Sanitas y Aresa-Mútua Madrileña --no fusionada con Adeslas en el momento de la encuesta--, y en el último grupo están DKV, Caser, Aliança y Asisa.

Cerca de 7.000 médicos de Barcelona --el 22%-- trabajan en el sector privado, y la media de edad es de 55 años, frente a la media de 49 años del sector público, ha manifestado Vilardell.