Miquel y Costas invierte 45 millones en una nueva planta que estará al 80% en septiembre

Publicado 26/06/2015 14:21:37CET
Artur Mas y el presidente de Miquel y Costas, Jordi Mercader
EUROPA PRESS

Mas llama a los catalanes a "creer en el país" para tener un futuro

LA POBLA DE CLARAMUNT (BARCELONA), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Miquel y Costas ha invertido 45 millones de euros en su nueva planta Terranova Papers, ubicada en la Pobla de Claramunt (Barcelona), cuya capacidad de producción se situará al 80% en septiembre para impulsar el crecimiento del grupo en el segmento de productos industriales, que ya suponen el 27%.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha visitado las instalaciones, de 14.000 metros cuadrados, junto con el presidente de Miquel y Costas, Jordi Mercader, y su director general, Jordi Mercader Barata.

La visita ha servido para inaugurar la nueva máquina de tela inclinada que alberga Terranova Papers, un instrumento que permite desarrollar productos diversos, como monodosis de café y bolsitas de té, papeles para la industria de la automoción y sustrato para cinta adhesiva de doble cara.

Mercader ha considerado que la planta, que es la quinta fábrica del grupo en Catalunya y la octava en el mundo, está "llamada a ser uno de los ejes fundamentales para el desarrollo del grupo en el futuro", ya que es un referente en la producción de papeles especiales para la industria alimentaria y de la automoción.

Con todo, Miquel y Costas prevé aumentar la cifra de negocios del segmento de productos industriales tras la entrada en funcionamiento de Terranova Papers, que tras superar una primera etapa de certificaciones exporta prácticamente el 100% de su producción a países de Europa, el norte de América, Latinoamérica, Oriente Próximo y Asia.

Miquel y Costas, que cerró 2014 con una facturación de 202,9 millones, prevé invertir hasta 60 millones de euros en el trienio 2016-2018 para mejorar la calidad de sus productos, a la vez que abre la posibilidad de crecer inorgánicamente con adquisiciones.

"CREER EN EL PAÍS"

Por su parte, Mas ha destacado que tras la derrota de 1714, había catalanes que seguían creyendo en Catalunya: "Había gente que creía en el país y el país tenía futuro. Por muy mal que estuviera, por muy desnortado que quedara, el país tenía futuro porque había gente que creía en él".

Ha defendido que Catalunya, a diferencia de otras regiones del sur de Europa, donde sólo había mentalidad agraria y como mucho comercial, ya contaba con mentalidad industrial, lo que hizo posible la creación de las primeras industrias textiles y de la misma papelera Miquel y Costas, que cuenta con 300 años de trayectoria.

El presidente de la Generalitat también ha destacado la apuesta del grupo por la tecnología, la innovación, formación, la sostenibilidad y el medio ambiente.