Actualizado 26/01/2012 21:50 CET

Monsó recoge el Premi Llull de manos de Mas sugiriéndole que "recortar" no siempre es bueno

Artur Mas En La Entrega De Los XXXII Premis Ramon Llull
EUROPA PRESS

"Si este premio valiese su peso en oro no tendríamos que recortar tanto", le responde Mas

BARCELONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la premiada con el XXXII Premi Ramon Llull, Imma Monsó, han protagonizado este jueves en la entrega del galardón una pequeña disputa retórica en la que, en tono irónico, han debatido sobre la idoneidad de los ajustes que está llevando a cabo el Govern.

Durante su discurso tras recoger el premio, Monsó ha aprovechado la presencia del presidente para explicar que en la construcción de 'La dona veloç' peleó mucho para no recortar fragmentos de la novela, por lo que le ha indicado a Mas que el "afán" de recortar no siempre es bueno.

El presidente ha recogido el guante lanzado y, en un tono distendido y amistoso, ha explicado al auditorio que el Govern se esfuerza para recortar lo menos posible: "Si este premio valiese su peso en oro seguro que no tendríamos que recortar tanto", ha señalado.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido este jueves "afirmar de manera constante" la lengua catalana, en el acto de entrega del XXXII Premi Ramon Llull, que en esta ocasión ha reconocido la obra 'La dona veloç' de la escritora Imma Monsó.

En un acto celebrado en el Palau de la Generalitat, Mas ha resaltado que el Premi Ramon Llull es una de las herramientas óptimas para practicar esta afirmación, en un contexto en el que el uso del catalán ha alcanzado la "plena normalidad", lo que ha contrapuesto con épocas pasadas en las que fue perseguido.

"Si el catalán se salvó no fue porque nos ayudasen desde fuera", ha recordado, para alabar así el papel de las personas que creyeron en él y lo preservaron en la clandestinidad.

Mas ha destacado igualmente que es necesario conocer cuanto más idiomas mejor, puesto que además son imprescindibles, aunque ha resaltado que el propio es el que "marca la diferencia" y debe ser cuidado con mayor ahínco, por tratarse del que afecta a la personalidad e identidad propias.

El presidente ha tenido también palabras de agradecimiento para el Gobierno de Andorra, el municipio de L'Alguer y las instituciones de las Baleares y Valencia que colaboran con la Fundació Ramon Llull en la preservación del idioma, así como para con el Grupo Planeta por colaborar en la entrega del premio, el mejor dotado de las letras catalanas con 90.000 euros.

Precisamente el ministro de Cultura de Andorra, Albert Esteve, que ha excusado la presencia del jefe de Gobierno, Antoni Martí, ha destacado la importancia del idioma y de la cultura catalanas como el "centro" de su identidad.