Montilla minimiza que sus hijos vayan al Colegio Alemán porque así sabrán más lenguas

Actualizado 26/02/2010 18:52:17 CET

BARCELONA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, restó hoy importancia a que lleve a dos de sus hijos al Colegio Alemán situado en Esplugues de Llobregat (Barcelona), ante la polémica que ha suscitado porque en este centro la lengua básica de escolarización no es el catalán, como ocurre con la práctica totalidad de escuelas catalanas.

"Quiero que mis hijos sepan castellano y catalán, pero también alemán e inglés", aseguró Montilla, quien recordó que otros de sus hijos han sido escolarizados en centros públicos, en declaraciones a Onda Cero Radio recogidas por Europa Press.

"Que se lo hagan mirar", dijo Montilla a quienes lo critican, y añadió que a él no le interesa a qué centro lleva a sus hijos el presidente del PP, Mariano Rajoy.

En la biografía de Montilla presentada ayer, su esposa, Anna Hernández, detalla que dos de sus tres hijos gemelos van al Colegio Alemán, y asegurando que no es un centro elitista.

Hernández dijo que escogió esta escuela porque está cerca de casa y conoce a sus profesores, y por la importancia que le da a las lenguas extranjeras. "Los niños saldrán de allí dominando perfectamente el alemán y el inglés. Es una maravilla. Sólo por saber alemán ya encontrarán trabajo. Es como tener una carrera", agregó.

Explicó que fue difícil matricularlos y que a el centro, "todo se hace en alemán", incluso las reuniones de padres, y en inglés que se estudia a través del alemán.

El tercero de los gemelos va en otro centro, porque así se lo aconsejaron los psicólogos, aunque por la tarde, los tres hijos hacen clases de repaso con un profesor particular que tiene el alemán con su lengua nativa.

Así, Hernández comenta que a veces los niños hablan entre ellos alemán con total normalidad, y cuando los oye, la madre les pregunta: "Qué, ¿ya estás hablando mal de mi?".

Hernández aseguró que sus dos hijos reciben clase de catalán una hora a la semana. "Saben el catalán perfectamente, aunque cuando lo escriben hacen muchas faltas. Hacen poco catalán, esta es la verdad, una hora a la semana es poquísimo, pero ya lo arreglaré más adelante", añadió.