Mossos reforzará la presencia policial en la Mina de Sant Adrià y controlará los accesos

Publicado 23/07/2019 19:36:16CET
Reunión sobre la seguridad en la Mina de Sant Adrià de Besòs
Reunión sobre la seguridad en la Mina de Sant Adrià de BesòsEUROPA PRESS

El alcalde de Sant Adrià pide una reunión en septiembre con Mossos y el Ayuntamiento de Barcelona

BARCELONA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra reforzarán la presencia policial en el barrio de la Mina de Sant Adrià de Besòs (Barcelona), en coordinación con la Policía Local, y controlarán los accesos a la zona, ha anunciado este martes el director general de la Policía, Andreu Joan Martínez, tras un encuentro con el alcalde del municipio, Joan Callau.

El refuerzo policial empezará con dos equipos de Brigada Móvil de Mossos continuos por la tarde y noche y algunas mañanas --lo que equivale a entre 16 y 20 agentes--, y continuará con efectivos de la nueva promoción de Mossos, con una cifra todavía por cerrar, ha explicado en rueda de prensa con Martínez y Callau el comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent.

Promoverán un plan de choque "con carácter inmediato" para mejorar la seguridad, recuperar el espacio público y combatir el consumo de drogas --sobre todo heroína-- y la presencia de armas en el espacio público, han explicado después de una reunión en la Comisaría de Les Corts de Barcelona, también junto al jefe de la Policía Local de Sant Adrià, Josep Maria Molina.

Efectuarán controles de paso en zonas de acceso al barrio para identificar a personas que puedan ir a comprar drogas, y realizarán registros si es necesario, tanto a personas que quieran acceder a la Mina en vehículo como a pie, ha explicado Sallent, que ha aclarado que no se trata de impedir el acceso --el derecho a la libre circulación está protegido--.

Preguntados por los medios, han explicado que los delitos que más han aumentado en el barrio son los delitos contra el patrimonio y los delitos contra la salud pública: "Lo que está pasando es que la presencia sobre todo de la venta de heroína está transformando la delincuencia que se producía en el barrio", ha dicho Sallent.

La delincuencia hasta ahora no tenía añadido un problema de convivencia, pero con la venta y consumo de heroína se producen más robos --también en establecimientos, que antes no se registraban-- y hay jeringuillas en el espacio público, según Sallent, que ha dicho a preguntas de lo medios que la presión que ejercen en los 'narcopisos' de Ciutat Vella tiene un "efecto de incremento o intensificación" en otros lugares como este.

"DEUDA HISTÓRICA" DE BARCELONA

El alcalde de Sant Adrià, que ha agradecido que grupos municipales hayan asistido a la reunión, ha confiado en que este plan mejore la situación del barrio, y ha avanzado que ha pedido al director una reunión en septiembre a tres bandas, con Mossos y el Ayuntamiento de Barcelona, porque su "deuda histórica" con Sant Adrià es la Mina, ha dicho.

Callau ha destacado que la situación de la Mina "sobrepasa por mucho las posibilidades del Ayuntamiento", y ha dicho que los vecinos del barrio viven una situación de angustia por el consumo de drogas, por lo que ha resaltado la importancia de este plan para recuperar el espacio público, que ahora no es de los ciudadanos, según él.

DISTRIBUCIÓN DE EFECTIVOS

Preguntado por los medios, Sallent ha dicho que todavía no está cerrado el número de agentes que reforzarán el barrio de la nueva promoción de Mossos, pero ha resaltado que "la filosofía de la distribución de los efectivos es concentrarlos donde hay problemas".

"Si los diseminamos por el territorio, resolvemos pocas cosas", por lo que han decidido concentrar a los agentes en puntos problemáticos y así liberar las Áreas Regionales de Recursos Operativos (Arro), ahora pendientes de servicios en Barcelona, y que quieren que puedan centrarse en otras funciones en su entorno, ha explicado.

Para leer más