Actualizado 26/06/2014 19:21 CET

El Museu de Menorca relata la trayectoria artística del pintor catalán Francesc Calvet

Retrospectiva 'Fins aquí', dedicada al vanguardista Francesc Calvet
HÈCTOR CALVET

BARCELONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Museu de Menorca relata la trayectoria artística y personal del pintor vanguardista catalán Francesc Calvet en la muestra 'Fins aquí', convertida en la primera exposición retrospectiva que recibirá el artista a los diez años de su muerte.

La comisaria de la muestra, Cristina Andreu, y el hijo del artista, el arquitecto y diseñador Jordi Calvet, han presentado la muestra la mañana de este jueves en el citado museo, donde Calvet ha destacado: "Queríamos huir de la exposición pictórica típica y hemos querido enseñar también el universo".

La muestra, que se inaugurará este viernes y permanecerá abierta hasta el 31 de agosto, reúne más de un centenar de obras de entre los años 1966 y 2004, así como diez plafones que dibujan su relación con diferentes ámbitos artísticos y sociales.

'No creo que el arte pueda cambiar estructuras sociales ni intelectuales, pero sí creo que puede ayudar a un lento proceso evolutivo en la formación de las personas' es la sentencia del artista estampada en el inicio de este recorrido, que se divide en tres espacios.

La primera sala reúne la pintura social de los años 60 y 70, así como las telas surrealistas que Calvet creó a primeros de los 90; la segunda agrupa la obra matérica y abstracta del pintor hasta finales de los 90 y una selección de ilustraciones que hizo para el libro 'Abissínia', en homenaje al dibujante de cómics Marino Benejam --una de las almas de la revista infantil TBO--.

En el segundo espacio también se encuentran diversos objetos escultura concebidos como elementos de experimentación y sus últimas creaciones pictóricas de principios del año 2.000, que mantienen rasgos del figurativismo, el collage y el expresionismo abstracto.

La música y la literatura son el hilo temático del último espacio de la muestra, en que diez plafones de dos metros de altura ubicados en el patio del claustro del museo cuentan la vinculación de Calvet con la docencia, la ilustración y el activismo social.

La exposición, que contará con numerosas actividades paralelas, ha contado con la colaboración intensa de la viuda del artista, Montse Pomés, así como de sus hijos, Hèctor y Jordi.