Una nueva estrategia de fármacos logra resultados antidepresivos en una semana

Publicado 19/08/2015 10:45:46CET
HOSPITAL CLÍNIC

   BARCELONA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores catalanes han diseñado con éxito una nueva estrategia de fármacos que permite acortar a una semana la efectividad de la medicación en contra de la depresión, desmarcándose de la terapia convencional que logra resultados entre las primeras seis y ocho semanas, ha informado el Hospital Clínic de Barcelona.

   El trabajo, publicado por la revista 'Molecular Psychiatry', ha estado liderado por investigadores del Institut d'Investigacions Biomèdiques de Barcelona del Csic (IIBB-CSIC) y del Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) y, en un futuro, permitirá tratar de forma más rápida y eficaz la depresión, erigiéndose como alternativa a la medicación convencional.

   El estudio demuestra que es posible tratar la depresión de forma más rápida y efectiva que con los fármacos convencionales mediante oligonucleótidos inhibitorios dirigidos hacia un tipo específico de neuronas.

   Estos oligonucleótidos, moléculas formadas por una secuencia corta de ARN, bloquean la transcripción del transportador de serotonina, la diana terapéutica de otros antidepresivos.

   Los científicos han comparado en ratones la eficacia de este tratamiento de ARN interferente con la de un antidepresivo convencional --fluoxetina, el conocido Prozac--.

   "Los resultados muestran que con sólo una semana de tratamiento con el oligonucleótido se consigue un efecto antidepresivo igual o superior al obtenido tras cuatro semanas de tratamiento con fluoxetina", ha explicado Bortolozzi, investigadora del Idibaps y autora principal del estudio.

TERAPIA ACTUAL

   Aunque la investigación con este tratamiento está todavía en fase preclínica los investigadores manifiestan que "los resultados muestran como las nuevas estrategias terapéuticas podrían permitir superar las limitaciones de los fármacos actuales".

   Liderado por los científicos Francesc Artigas (CSIC) y Analía Bortolozzi (Idibaps), el estudio ha realizado en colaboración con otros centros de investigación españoles, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, así como la empresa nLifeTherapeutics.

   Los investigadores han destacado la gran repercusión social y económica de la depresión, y han subrayado la necesidad de encontrar nuevas terapias que consigan efectividad en un periodo más corto que seis y ocho semanas.