Actualizado 26/06/2014 14:30 CET

Ortega espera que se aclare "lo antes posible" si hay irregularidades en Torredembarra

Joana Ortega, vicepta.Generalitat de Catalunya (Archivo)
Europa Press

Lamenta que se extienda la idea de que la corrupción está en todas las administraciones

TARRAGONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega (CiU), ha confiado este jueves en que se aclaren "lo antes posible" las presuntas irregularidades en el Ayuntamiento de Torredembarra (Tarragona), después de que la Guardia Civil ha detenido al alcalde, Daniel Masagué (CiU), y a cinco concejales de su equipo de gobierno.

"Esperamos que lo antes posible se puedan aclarar los hechos y estas presuntas irregularidades", ha afirmado en una entrevista de Cadena Ser recogida por Europa Press, en la que ha lamentado que se extienda la idea de que la corrupción está en todas las administraciones.

"Me preocupa que impera cada vez más esta sensación de la corrupción como si fuese un elemento extendido en el seno de la Administración; no es así", ha esgrimido, y ha llamado a los cargos públicos a ser cuidadosos y demostrar su voluntad de ejercer un buen gobierno.

Ortega ha recordado que se está trabajando en un código de buenas prácticas y buen gobierno que, entre otros aspectos, tratará de evitar la existencia de "conflictos de intereses que llevan a situaciones más complicadas".

Sobre si debería existir más control a los ayuntamientos, ha apostado por preservar la autonomía local y fomentar el respeto a la legalidad y el respeto a las normas, en vez de "ir al otro extremo y buscar un control absoluto" como, a su juicio, pretende hacer la reforma local del Gobierno de Mariano Rajoy.

Ha subrayado que todas las administraciones deben ser rigurosas y que, aunque la ley de transparencia facilite el acceso a la información y haga más transparentes los procesos, la clave es que los ayuntamientos y los servidores públicos atiendan a la legalidad y las normas.

"No se pide solo más transparencia", según Ortega, que argumenta que los ciudadanos también reclaman es más eficiencia con el dinero público, para que de cada euro se obtenga el mayor rendimiento y valor social posible.