Actualizado 30/10/2008 18:42 CET

El Parc Científic y el déficit económico, los temas más polémicos entre los candidatos a rector de la UB

BARCELONA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro candidatos a rector de la Universidad de Barcelona (UB) se debatieron hoy entre numerosas propuestas enfocadas a resolver el déficit económico de la universidad, y además de centraron una intensa discusión sobre el efecto del Parc Científic de la UB.

El debate, moderado por el presentador televisivo Francesc Cruanyes, fue protagonizado por los cuatro candidatos Norbert Bilbeny, Dídac Ramírez, Marià Alemany y Josep Samitier durante dos horas y sólo interrumpido durante 20 minutos por una veintena de estudiantes de la universidad que protestaron contra Bolonia y contra el sistema del rectorado mediante una representación.

"No conocemos el déficit porque no tenemos acceso documental", criticó, de entrada, Bilbeny para dar el pistoletazo de salida a la cuestión económica que enfrenta la universidad: un déficit de 100 millones de euros acumulados, que para Ramírez no resolverá ningún "milagro". Por ello, consideró que se debe racionalizar el gasto.

Alemany apostó por la esponsorización y el mecenazgo para levantar las cuentas de la universidad, no sin criticar que "se gasta más de lo que se puede". Pero la opinión de Samitier apuntó en otra línea: "El déficit se ha contenido en los últimos años", aseguró.

Bilbeny y Alemany acusaron a Samitier de no encontrar las cuentas de la universidad "en ninguna parte" y de haber constatado "irregularidades", según Bilbeny, y "corrupción", según Alemany, en la universidad.

Bilbeny insistió en que hay un triple déficit: "Económico, de relaciones con la administración y de participación", dijo.

Dídac Ramírez siguió en la misma línea y añadió que la UB sufre también de un "déficit de gobernanza", lo que Alemany definió como una crisis del concepto de universidad por sus "estructuras anquilosadas". No obstante, el actual rector en funciones y candidato Samitier anotó que la UB "es una universidad grande y una gran universidad".

PARC CIENTÍFIC A DEBATE

Fue a la hora de debatir sobre investigación cuando salió a colación el polémico Parc Científic, sobre el que cada candidato mostró una opinión dispar a pesar de coincidir en que se debe alcanzar "más y mejor investigación".

Bilbeny, Ramírez y Alemany cargaron contra el parque por considerarlo una carga en los presupuestos de la universidad. "Es una empresa y no funciona como tal", empezó Bilbeny, y dijo que en el ejercicio pasado perdió medio millón de euros.

"Queremos saber las cuentas del Parc Científic, y si la vida cotidiana de los investigadores de la UB se ve afectada por la falta de recursos porque el dinero se va hacia el Parc", preguntó Ramírez. Samitier replicó que "es una fundación, no una empresa". Finalmente, Alemany bromeó que "no es una fundación, es una fundición", y animó a estudiar si cuesta más dinero de lo previsto.

LA OPORTUNIDAD DE BOLONIA

Todos los candidatos coincidieron en la necesidad de fomentar la participación de los alumnos, así como de ofrecer una docencia de calidad. En este punto, los aspirantes clamaron al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), proceso que deberá contar con la intervención de los alumnos y ser una oportunidad para la UB para equilibrar la oferta y la demanda.

Los candidatos criticaron que la UB "ha perdido valor", en palabras de Ramírez. "Los alumnos no vienen porque seamos más buenos, sino porque aquí hay más plazas", respondió Alemany a la aportación de Samitier de que un tercio de los universitarios estudia en la UB, a lo que acabó por reconocer: "Queremos mejorar, no queremos quedarnos como estamos".

El cuerpo docente y el Personal de Administración y Servicios (PAS) pudo oír en el debate algunas propuestas para mejorar su bienestar laboral. Bilbeny propuso crear un espacio en la web para el personal y criticó que el PAS "no está bien tratado en la UB".

En este punto, Alemany lanzó las acusaciones más duras: "Se menosprecia y se le falta el respeto al personal, no hay democracia, muchas personas están quemadas". Ramírez prometió "avanzar hacia la equidad retributiva" del personal de la universidad, mientras que Samitier propuso un plan de promoción del Personal Docente Investigador e incorporar nuevas generaciones de docentes a la UB.