Actualizado 09/03/2016 04:15 CET

El Parlament dedicará a la pobreza su primer pleno monográfico de la legislatura

Vagabundo, pobreza, ciudad, parque
EUROPA PRESS

   Puigdemont, Junqueras, cinco consellers y la presidenta de Ecas intervendrán en el pleno

   BARCELONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Parlament celebrará este miércoles y jueves su primer pleno monográfico de la legislatura y lo dedicará a la emergencia social y la reactivación económica, teniendo en cuenta que más de un millón y medio de catalanes están en riesgo de exclusión y que el paro de larga duración se ha multiplicado por tres desde el inicio de la crisis.

   La iniciativa se celebra a petición del PSC y SíQueEsPot tras una prórroga de varios meses: los grupos solicitantes querían que se celebrara antes de 2016, pero JxSí y la CUP hicieron valer su mayoría en la Junta de Portavoces para posponerla hasta después de las elecciones generales del 20 de diciembre.

   No es inédito que la Cámara catalana dedique un pleno a la pobreza --se celebró uno en la pasada legislatura a instancias del PSC, ICV y la CUP--, pero sí lo es que cuente con la participación activa de las entidades.

   En la anterior legislatura, CDC y ERC no aceptaron que un representante del sector social interviniera en el debate, pero ahora todos los grupos han acordado llevar la voz del sector al hemiciclo: la directora de Ecas y presidenta del Consejo Asesor de Políticas Sociales y Familiares de la Generalitat, Teresa Crespo, ofrecerá una diagnosis de la situación ante los diputados.

   Posteriormente, intervendrá el presidente del Govern, Carles Puigdemont; el vicepresidente, Oriol Junqueras; y cinco consellers: Neus Munté (Presidencia), Meritxell Borràs (Gobernación), Toni Comín (Salud), Meritxell Ruiz (Enseñanza) y Dolors Bassa (Empleo, Asuntos Sociales y Familias).

   Tanto el Govern como los grupos comparten la necesidad de aprobar medidas concretas que aligeren los envites de la crisis en los catalanes: cada uno de ellos podrá presentar hasta 15 propuestas a lo largo del miércoles y se votarán en la sesión del jueves.

   Según Munté, el Govern ha cumplido el 86% de los 158 acuerdos que se adoptaron en el pleno específico sobre pobreza de la anterior legislatura y confía en aprobar en éste propuestas "realistas" que no desentonen con la situación financiera de la Generalitat.

PLAN DE CHOQUE SOCIAL

   JxSí defenderá en el pleno las medidas del plan de choque social que acompaña el pacto de investidura con la CUP y que requieren de una dotación presupuestaria de unos 270 millones de euros.

   Según fuentes de JxSí, sus diputados no defenderán medidas adicionales porque no están dispuestos a aprobar medidas "que después no se puedan ejecutar" por motivos económicos.

   Por ejemplo, no apoyarán un paquete de propuestas de SíQueEsPot que requiere de una inversión de 4.000 millones de euros al año, con medidas como una renta garantizada de ciudadanía para que todos los catalanes ingresen como mínimo 569 euros al mes, becas comedor para los alumnos sin recursos y mecanismos de segunda oportunidad en materia de vivienda y pobreza energética, entre otras.

   "No podemos enviar un mensaje que después no podamos hacer realidad", han añadido las citadas fuentes, que han recordado que el Govern no tiene competencias para perseguir el fraude fiscal, un ámbito del que SíQueEsPot pretende obtener hasta 2.600 millones de euros para financiar su paquete de medidas sociales.

   En cambio, SíQueEsPot coincidirá con muchas propuestas del PSC, que pondrá la infancia en el centro de sus intervenciones y apostará por medidas muy concretas que permitan hacer un seguimiento posterior de su cumplimiento para evitar que queden en papel mojado.

   Además, C's y PP exigirán medidas para proteger a los más vulnerables y para acabar con los empleados que son pobres pese a tener ingresos fijos, un colectivo en auge en Catalunya.

   La CUP llevará al pleno varias propuestas que pueden tensar su pacto con JxSí, como una para incrementar los impuestos de sucesiones, de patrimonio y el IRPF, otra para que los Mossos d'Esquadra no puedan intervenir en los desahucios y una más para renegociar la deuda de la Generalitat, entre otras.

Para leer más