El Parlament reclama suprimir el voto rogado en el exterior y hacerlo electrónico

VÍDEO: El PP exige a Torra comparecer ante el pleno para debatir sobre su primer año de mandato
EUROPA PRESS
Publicado 30/05/2019 17:18:02CET

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlament ha aprobado este jueves una moción de ERC que insta a la Generalitat a hacer las gestiones oportunas para pedir al Gobierno central suprimir el voto rogado en el exterior e impulsar el voto electrónico.

La iniciativa ha sido aprobada con los votos favorables de ERC, JxCat, CUP y los comuns, mientras que Cs, PSC-Units y PP han votado en contra.

Considera que el voto rogado --en el que elector debe solicitar poder votar-- debe suprimirse de forma inmediata, ya que "obstaculiza el voto exterior y vulnera el derecho de participación política".

También pide al Gobierno que impulse el voto electrónico porque es un "procedimiento más sencillo y ágil", y defiende que garantizará y facilitará el ejercicio efectivo del derecho de voto de todos los ciudadanos en el exterior.

Además, la moción condena las "limitaciones y los obstáculos" al ejercicio del derecho de sufragio activo de los residentes en el exterior, y señala la necesidad de que puedan participar en todos los comicios garantizando el ejercicio del derecho de voto.

La diputada de ERC Marta Vilalta ha asegurado que el sistema de voto rogado no funciona porque considera que se "está perjudicando y vulnerando un derecho tan importante como el de sufragio", y ha abogado por impulsar el voto electrónico.

Pese a que comparte el diagnóstico, el socialista David Pérez ha rechazado el voto electrónico porque cree que es inseguro a nivel de ciberseguridad y ha destacado que el PSOE ha propuesto una reforma en el Congreso para eliminar el voto rogado.

Susana Beltrán (Cs) ha coincidido en sustituir el voto rogado, pero ha insistido en acusar al independentismo de utilizar datos de los ciudadanos para el censo del 1-O, mientras que Daniel Serrano (PP) ha afirmado que el voto electrónico no es una solución porque cree que se volvería al problema anterior, cuando había "fraudes".

APOYOS

Susanna Segovia (comuns) ha definido el voto rogado como una "absurdidad democrática", ha criticado a los partidos que han legislado para mantener este sistema y se ha mostrado partidaria del voto electrónico, ya que cree que es el adecuado en el siglo XXI.

Por parte de JxCat, Francesc de Dalmases ha defendido que el voto rogado es un fracaso y un "fraude democrático", y está convencido de que el voto electrónico acabará llegando, y el 'cupaire' Carles Riera ha añadido que también se debería abrir la posibilidad de descargar electrónicamente las papeletas.

Contador

Para leer más