El Parlament votará este jueves si llama a comparecer a Serret por su cargo de delegada en Bruselas

Meritxell Serret
Europa Press - Archivo
Publicado 14/11/2018 18:06:42CET

   Serret reside en Bélgica desde el año pasado y si regresa a Catalunya podría ser detenida

   BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia del Parlament votará este jueves si llama a comparecer a la delegada de la Generalitat ante la UE y exconsellera, Meritxell Serret, para explicar las funciones de su cargo.

   La petición ha sido presentada por el PP pero tiene pocas opciones de salir adelante, ya que los grupos independentistas tienen mayoría en la comisión.

   Serret reside en Bélgica desde el octubre del año pasado, cuando salió del Estado para evitar declarar ante el Tribunal Supremo por la causa del proceso independentista, y si regresara a Catalunya con toda probabilidad sería detenida.

   La comisión también votará una solicitud de Cs para que el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, comparezca sobre la apertura de delegaciones de la Generalitat en el exterior, y otra del PP para que aclare "sus declaraciones en las que afirma incidir en la Fiscalía para reducir las acusaciones" de los presos soberanistas.

   Además, Cs solicita que la directora de la Autoritat Catalana de Protecció de Dades, Maria Àngels Barbarà, comparezca para explicar "la apropiación, el uso y la distribución de los datos de los ciudadanos" por el referéndum del 1-O.

PROPUESTAS DE RESOLUCIÓN

   En la comisión se debatirán y votarán varias propuestas de resolución presentadas por los grupos para que el Parlament se posicione en algunos conflictos internacionales, como la represión del Estado de Israel contra manifestantes palestinos y el encarcelamiento del activista turco Taner Kiliç, entre otras cuestiones.

   En otra resolución, el PSC-Units busca que la Cámara catalana exprese su solidaridad con la ONG Proactiva Open Arms e insta a la Generalitat a que "haga gestiones" ante el Gobierno para que se interese por la inmovilización del barco Open Arms por parte del Estado italiano.