Publicado 03/03/2021 12:33CET

Las peticiones de ayuda a Creu Roja de Catalunya aumentaron hasta un 279% en 2020

Archivo - Campaña de entrega de alimentos a familias vulnerables de la Creu Roja en Barcelona durante el confinamiento por el coronavirus
Archivo - Campaña de entrega de alimentos a familias vulnerables de la Creu Roja en Barcelona durante el confinamiento por el coronavirus - EUROPA PRESS/D.ZORRAKINO - Archivo

   Los beneficiarios indirectos de las ayudas de la entidad ascienden a 1,4 millones de personas

   BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las peticiones de ayuda humanitaria a Creu Roja de Catalunya aumentaron un 279% en mayo del 2020, en comparación con el año anterior, coincidiendo con uno de los peores momentos de la crisis social y sanitaria del coronavirus.

   Así lo indica el balance que ha hecho la entidad de su actividad entre marzo de 2020 y febrero de 2021, cuyos resultados han presentado este miércoles el presidente de Creu Roja, Josep Quitet, y el coordinador, Enric Morist, junto con otros responsables de la ONG.

   Entre marzo y diciembre de 2020, Creu Roja recibió 56.038 nuevas altas de usuarios; cerca de un 69% más de las que se produjeron en el año anterior (33.184), y siendo "la mayoría de usuarios nuevos, y que nunca antes habían acudido a estos servicios", según Morist.

   En total, la ONG ha atendido en Catalunya a 556.706 personas de manera directa desde marzo; 415.976 de los cuales han requerido de ayuda humanitaria --alimentos, medicinas y productos de primera necesidad--, siendo los beneficiarios indirectos hasta 1,4 millones.

   "Tenemos que remontarnos a la posguerra para encontrar un momento en que Creu Roja haya necesitado tener una implicación tan total como esta", ha afirmado Morist, que ha destacado la ayuda de los 8.247 voluntarios y voluntarias que ha tenido la entidad en este período.

APOYO EN SALUD

   En paralelo, Creu Roja ha apoyado a las instituciones con distintos dispositivos sanitarios: han realizado 168.320 cribados de Covid-19, han hecho 187.516 llamadas de seguimiento y promoción de la salud, y hasta 1.768 acompañamientos psicológicos, entre otras acciones.

   También han activado ocho albergues para personas sin techo y siete para acoger a personas que no podían realizar un confinamiento por Covid-19 en condiciones, con un total de 1.414 plazas, de las cuales 661 siguen activas a fecha de marzo del 2021.

   El coste global económico del periodo, según datos presentados por la Secretaria de Creu Roja en Catalunya, Helena Fontanet, ha sido de más de 16,8 millones de euros: el 74,3% se ha destinado a cubrir necesidades básicas, el 19,2% a albergues, el 3% a cribados y 3,4% restante a planes de ocupación y otros proyectos.

LA AYUDA NO HA CESADO

   Fontanet ha destacado que los ingresos de la entidad han llegado "de manera muy proporcionada de todas las vías", repartiéndose casi a tercios entre la Generalitat (32,2%), los ayuntamientos (30,5%) y las empresas y particulares (35,7%), además de un 1,5% de las diputaciones.

   La secretaria ha puesto especialmente en valor la colaboración por parte de las empresas, un total de 402, de las cuales sólo 42 colaboraban con Creu Roja antes de la pandemia, y un 33% lo ha hecho con ayuda en especie.

   Por su parte, Quitet ha celebrado la colaboración de los 228.000 socios de Creu Roja, que se han mantenido respecto al 2019 e incluso, en algunos casos, han incrementado su aportación: "Nuestros socios estaban y continúan estando", ha dicho el presidente de la entidad.

   "Pese a esta crisis, pese al paro que tenemos ahora mismo de más de medio millón de personas, pese a esta historia que hemos vivido, nuestros socios han tenido esta confianza y han estado a nuestro lado", ha afirmado.

Para leer más