Plácido Domingo y Ermonela Jaho triunfan con una emocional 'Thaïs' en Peralada

‘Thaïs’ En El Festival De Peralada.
TOTI FERRER/PERALADA
Publicado 30/07/2018 1:17:46CET

Los antagonistas escenifican el conflicto entre deseo erótico y espiritual

PERALADA (GIRONA), 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El barítono Plácido Domingo y la soprano albanesa Ermonela Jaho han conquistado la noche de este domingo al público del Festival Castell de Peralada (Girona) con la emocional ópera en versión concierto 'Thaïs', de Jules Massenet, que han cantado junto al Coro y Orquesta del Teatro Real de Madrid, integrado por unos 160 artistas.

La ópera en tres actos y siete escenas, con libreto de Louis Gallet, ha arrancado puntualmente en el Auditori del Castell para enseñar al público este drama de antagonistas sobre el mundo de los monjes cenobitas y la sensualidad de una prostituta de Alejandría, que ha atrapado a los asistentes desde el primer minuto con un Plácido Domingo teatralizado y algo desaliñado en su papel de asceta del desierto, que ha trazado con natural habilidad, y una Ermonela Jaho emocionante y agradecida.

A lo largo de dos partes, Domingo y Jaho han puesto de manifiesto las tensiones entre el deseo erótico y el espiritual ante un público de sobras conocedor de la historia del desdichado dúo; con sus voces al desnudo _sin la escenografía y vestuario de la ópera_, han dibujado con fuerza la evolución de los dos protagonistas: el severo monje Athanaël vencido por el deseo carnal y la exuberante cortesana Thaïs, que termina rindiéndose al ascetismo y la santidad en un viaje de caminos opuestos.

De gran reto dramático, ambos intérpretes han satisfecho con creces la dificultad de sus roles: Jaho ha logrado trazar su tránsito espiritual de prostituta a asceta con una voz de cristal, delicada y ovacionada, mientras que Domingo se ha mantenido en la zona alta de su papel de barítono para bajarse metafóricamente desde la santidad hasta un avergonzante deseo, igualmente reconocido por el público.

Ha sido un esperado momento de clímax la interpretación orquestal de l esperada 'Méditation' de Thaïs, recibida con intensos 'bravos', cuando la prostituta vestida de rojo decide cambiar de vida y emprende un camino hacia el ascetismo, que la ha llevado a vestir después de esperanzado y suave verde, en una interpretación que ha hecho enmudecer al auditorio.

Tras el pasado verano en Peralada con 'Madama Butterfly', Jaho ha protagonizado una noche de gala con una voz fina, llena de matices, expresividad y emoción, que le ha valido una ovación final del público, que, no obstante, también ha sido un reconocimiento al veterano barítono madrileño y a su complejo papel.

160 CORISTAS Y MÚSICOS

En este reto operístico no ha sido menor la participación de los músicos de la Orquesta Sinfónica de Madrid, titular del Teatro Real, dirigidos por Patrick Fourniller, así como los coristas del Coro titular del teatro lírico madrileño con dirección de Andrés Maspero, quienes han hecho posible el avance constante de la historia con gran solemnidad y credibilidad.

Este avance tampoco habría sido posible sin la nítida interpretación del tenor Michele Angelini, las sopranos Elena Copons y Sara Blanch, las mezzosoprano Lidia Vinyes y Marifé Nogales y el bajo Jean Teitgen.

La ópera, basada en la novela homónima de Anatole France, se estrenó el 16 de marzo de 1894 en el Théâtre de l'Opéra de París (Francia), y esta misma versión concierto propuesta en Peralada pudo verse el pasado viernes en el Teatro Real con 18 minutos de aplausos _este domingo han sido diez_; su despliegue en Peralada este domingo clausura un destacado fin de semana lírico con los tenores Javier Camarena y Jonas Kaufmann.