Puigdemont lanza la Crida para concretar la república: "No nos hemos rendido"

PRIMER ACTO DE CRIDA NACIONAL PER LA REPÚBLICA EN MANRESA
David Zorrakino
Actualizado 28/10/2018 11:11:08 CET

Torra a los asociados de la Crida: "No dejéis de apretarnos. Apretad, apretad"

MANRESA (BARCELONA), 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha lanzado este sábado el movimiento político Crida Nacional per la República como instrumento al servicio de la unidad independentista y para concretar "la Catalunya libre y republicana" que el Parlament proclamó el 27 de octubre de 2017, hace justo un año.

En un acto en el pabellón Nou Congost de Manresa, ha reivindicado el primer aniversario de aquella proclamación del Parlament y ha llamado a la movilización política de los catalanes para conseguir concretar la independencia: "No nos hemos rendido ni nos rendiremos".

Puigdemont, que será el líder de la Crida como 'presidente fundador', ha dicho que en Catalunya hay "la energía y la masa crítica" para que cristalice la independencia que hace un año no se concretó, y ha puesto la Crida Nacional al servicio de este objetivo.

El expresidente de la Generalitat, que ha participado por videoconferencia, ha explicado que la Crida busca "sumar y unir" a todos los partidarios de la independencia bajo un mismo paraguas, ya que considera que es el único camino viable para conseguir la república.

Ha asegurado que la Crida se disolverá automáticamente el día en que Catalunya eventualmente se convierta en un país independiente y ha concluido: "No nos queremos perpetuar. Queremos tener razones para una rápida disolución. Debemos ser la primera fuerza política que nace para poder desaparecer".

Puigdemont también ha cargado contra el Estado y contra el Rey por no reconocer el derecho de autodeterminación de Catalunya y ha avisado de que este rechazo no le frenará: "Dijimos que haríamos un país mejor y haremos un país mejor. Tenemos la fuerza suficiente para hacerlo".

QUIM TORRA CONTRA SÁNCHEZ

Otro de los impulsores del movimiento es el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha pedido a los asistentes al acto fundacional de la Crida que sigan movilizados en defensa del proceso soberanista: "No dejéis de apretarnos. Apretad, apretad".

Ha aprovechado este escenario para cargar contra el presidente del Gobierno por, a su juicio, no hacer gestos hacia Catalunya: "Señor Sánchez, así no. Por lo tanto, el crédito político del presidente Sánchez se ha acabado. Nunca renunciaremos al diálogo político, pero el crédito de Sánchez se ha acabado".

ERC, PSC, CUP Y COMUNS

Junto con Puigdemont y Torra, el tercer impulsor de la Crida es el expresidente de la ANC actualmente en la cárcel, Jordi Sànchez, quien a través de una carta ha reivindicado la unidad del independentismo y ha lamentado que "la desconfianza y la rivalidad partidista" han debilitado en ocasiones al proyecto soberanista.

Sánchez ha argumentado que la Crida es una instrumento al servicio de una Catalunya mejor a la que están invitados a participar otros partidos como ERC, los comuns, el PDeCAT, la CUP, el PSC o personas de cualquier otro partido ya que no pedirán "renuncias a nadie".

UNIDAD Y CONTRA EL REY

Entre los 6.000 asistentes que, según la organización, han llenado el pabellón Nou Congost, las consignas más coreadas han sido 'unidad' y 'libertad', pero también han habido gritos contra el Rey como 'fuera el borbón' y 'Ni un paso atrás'.

Al acto han asistido los consellers del Govern Elsa Artadi, Àngels Chacón, Miquel Buch, Jordi Puigneró y Damià Calvet, además de líderes de entidades soberanistas como David Saldoni (ACM) y Josep Maria Cervera (AMI) y la número dos del PDeCAT, Míriam Nogueras.

Pese a que ERC ha rechazado de plano sumarse a la Crida, ha destacado la presencia del alcalde de Montblanc Pep Andreu (ERC) y de la exdiputada del partido Maria Àngels Cabasés, y también ha tenido notoriedad la asistencia de la exconsellera y exdirigente del PSC Marina Geli.

PONENCIAS

El partido ha presentado el documento que define su estrategia política y que se resume en que avala dialogar con el Estado, pero que no renuncia ni a la desobediencia ni a cualquier "otro camino" a la independencia siempre que sea pacífico.

También ha presentado un segundo documento que recoge como se organizará la formación: por debajo de Puigdemont habrá un 'Govern' que ejercerá de núcleo duro de la formación; después un 'Consejo de Representantes' y también una 'Asamblea' en la que podrán participar todos los asociados.

Ahora, los 9.500 miembros 'fundadores' de la Crida podrán presentar enmiendas a estos dos documentos y el movimiento, que la práctica funcionará como un nuevo partido político, celebrará su "congreso constituyente" el sábado 19 enero.

La principal incógnita inmediata es cómo el PDeCAT, el aún partido de Puigdemont, se adaptará a la existencia de la Crida; este sábado, no ha acudido a la convención fundacional el líder del PDeCAT, David Bonvehí.