Actualizado 08/02/2007 19:58 CET

El recinto del antiguo Hospital de la Santa Creu de Barcelona estará iluminado a partir de abril


Ayudará a evitar conflictos surgidos por la presencia de indigentes y toxicómanos

BARCELONA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El recinto histórico del antiguo recinto del Hospital de la Santa Creu de Barcelona, situado en el barrio del Raval, donde actualmente se encuentra la Biblioteca de Catalunya o el Institut d'Estudis Catalans, estará iluminado a partir del próximo mes de abril, según anunció hoy el concejal de Ciutat Vella, Carles Marti.

En la fachada de la calle del Carme se instalarán 12 proyectores rectangulares y un proyector circular en la puerta de entrada, en el marco de un proyecto que tiene un coste de 113.000 euros. La imagen de encima de la puerta y la estatua situada en la esquina con la calle Egipciaques se iluminarán con proyectores circulares.

En la fachada de la calle Hospital se instalarán 10 proyectores rectangulares. Las dos estatuas situadas encima de las puertas y también la pequeña imagen de la Pietat, próxima a la plaza de Canonge Colom, se iluminarán con proyectores circulares.

En esta última plaza se instalarán tres proyectores rectangulares, mientras que en los jardines del Doctor Fleming se repondrán las cinco farolas para la iluminación pública de la fachada. Además, el interior del claustro de los jardines de Rubió y Lluch también se iluminará.

Esta iniciativa es fruto de un convenio de colaboración firmado hoy por el Ayuntamiento de Barcelona, la Fundació Tot Raval y la empresa Iberdrola, que este es el primer recinto del patrimonio arquitectónico que se encarga de iluminar en Catalunya. Al acto asistió el alcalde Jordi Hereu.

Martí aseguró que la iluminación, además de otras actuaciones de carácter más social, "ayudará a evitar conflictos" que se han producido por la presencia de indigentes, toxicómanos y personas adictas al alcohol, que escogen los jardines del recinto para pasar el día.

El hecho de que este recinto sea un poco cerrado conforma un "ambiente propicio para determinadas personas con problemas sociales" escojan este emblemático lugar, en el que se encuentra uno de los monumentos más emblemáticos del Raval, de arquitectura gótica, señaló el edil.

HEREU: "GRANITO DE ARENA PARA PRESERVAR LA CONVIVENCIA".

En este sentido, Hereu señaló que la iluminación será "un granito de arena para conformar una estrategia de ir recuperando este espacio público para todos los barceloneses y que nadie quede excluido". "Se trata de un buen instrumento para preservar la convivencia", apuntó.

Martí aseguró que la reforma de la plaza de la Gardunya, que dentro de cinco años acabará por conectarse con este recinto, ayudará a que "entren más personas" y que esta zona "no tenga un aspecto tan cerrado".

Por el momento, el distrito ha puesto a disposición de estos vagabundos un grupo de mediadores y trabajadores sociales y, en ocasiones, ha incrementado la presencia de la Guardia Urbana para evitar posibles conflictos.

Igualmente, a finales de febrero, el distrito de Ciutat Vella iniciará las obras para renovar el suelo del claustro, lo que permitirá mejorar las alcantarillas, y que el riego que se hace para limpiar el recinto sea más eficaz.