Actualizado 17/12/2010 15:52 CET

El rector de la UB apela a la autonomía del centro y recuerda que "no es una empresa"

El presidente del Consejo Social de la UB Joaquim Coello
UB

El eventual cese de Coello divide a la comunidad universitaria

BARCELONA, (EUROPA PRESS)

El rector de la Universitat de Barcelona (UB), Dídac Ramírez, ha reivindicado este viernes que la universidad "no es una empresa" apelando a su autonomía en el marco de la polémica sobre el eventual cese del presidente del Consejo Social, Joaquim Coello.

"La autonomía universitaria está absolutamente olvidada, la universidad no es una empresa", ha exclamado tras presentar en el claustro el informe anual del rector, levantando desaforados aplausos por una parte del Claustro.

"Algunas declaraciones públicas han sido constantes injerencias totalmente injustas", ha proclamado Ramírez refiriéndose a las informaciones sobre la eventual destitución de Coello, quien ha recibido un fuerte apoyo desde el mundo empresarial --con sendos comunicados de Pimec y Foment del Treball-- y el rechazo por parte de los estudiantes y una parte del equipo de gobierno de la universidad.

De hecho, estas posturas se han escenificado cuando se ha propuesto avanzar en el orden del día la votación sobre su cese, que no ha sido posible a pesar de la voluntad del rector de solucionar la cuestión cuanto antes.

El rector ha asegurado que la UB es una institución valiosa, y que la crítica no es un síntoma de debilidad, ya que donde unos ven descalabro, el rector ve fuerza. "Pedimos autonomía en el marco vigente", ha reclamado Ramírez, recordando que el Claustro de este viernes es una forma de respeto hacia los estatutos de la universidad.

Ramírez ha lamentado que su universidad no sea noticia este viernes por sus "incontestables éxitos", sino por sus problemas internos que encarna la votación sobre la destitución de Coello, que han exigido los estudiantes y parte de la comunidad universitaria.

"Esto no debería de preocuparnos más de la cuenta porque son problemas de una institución digna y fuerte", ha dicho Ramírez.

Finalmente, ha pedido a todos los representantes de la universidad que hagan lo posible para recuperar la normalidad y volver a un "espíritu de consenso" para impulsar los proyectos del centro.

EL ARRANQUE DE LA POLÉMICA

La pasada semana, el Consell de l'Alumnat presentó una propuesta de resolución para pedir al Govern que cese a Coello por su criterio "empresarial" en la gestión universitaria y nombre a un nuevo presidente que no ataque a la autonomía universitaria, a lo que las agrupaciones de empresas Foment del Treball y Pimec manifestaron su apoyo a la gestión de Coello, defendiendo su "rigurosa, correcta y procedente" tarea en el Consejo Social en relación a la reducción del déficit en los últimos tres años.

El afectado, que no asistirá a la votación, defendió su labor al frente de la institución en una carta enviada a los miembros del claustro, en la que critica que el acuerdo por el que protesta el PAS suponía un incremento de 614.879 euros y que, ante la contención del Govern por la crisis, decidió solicitar la autorización a la Generalitat, que negó la posibilidad de aplicar la medida.

Lo más leído

  1. 1

    Conte anuncia que dimitirá este martes como primer ministro de Italia

  2. 2

    El Congreso tramita, con el rechazo de Vox y PP, la petición para investigar si hay ultras en el Ejército

  3. 3

    ¿La COVID-19 se transmite a través de los alimentos?

  4. 4

    Maduro anuncia un antiviral que "neutraliza al cien por cien" el coronavirus

  5. 5

    La OMS avisa de que esta semana se puede llegar a los 100 millones de personas contagiadas de Covid-19