Actualizado 23/09/2015 18:36 CET

Rigol y De Gispert piden el voto para Junts pel sí y cargan contra la dirección de Unió

Núria de Gispert y Joan Rigol en un acto de Junts pel sí
EUROPA PRESS

   Exdirigentes de Unió ahora en Junts pel sí reivindican la figura de Carrasco i Formiguera

   BARCELONA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, el expresidente de la Cámara, Joan Rigol, y otros exdirigentes de Unió han pedido este miércoles el voto para Junts pel sí reivindicado al histórico dirigente de los democristianos Manuel Carrasco i Formiguera y cargando contra la dirección actual de su ya expartido.

   Lo han hecho en un acto en la avenida Gaudí de Barcelona, a los pies de la Sagrada Familia, y apostando inequívocamente por la independencia, algo que reprochan que no ha hecho Unió, formación contra la que han cargado en algunos parlamentos.

   Rigol ha criticado aquellos que "por intereses particulares quieren que Catalunya sea sumisa", en alusión a sus excompañeros de partido, y ha argumentado que con la independencia la comunidad tendrá los 16.000 millones de déficit que pierde anualmente para invertir en cuestiones como la educación.

   De Gispert, que va de número 82 en la lista, también ha empezado su discurso mostrando su alivio por haber dejado Unió: "Nos atrevimos a sacarnos un gran peso de encima --irse del partido--. A mi desde hace tres meses me paran por la calle y me dicen que parezco más joven. Todo esto que he ganado".

   Ha loado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, por haberse puesto delante de la reivindicaciones independentistas tras la manifestación de la Diada de 2012, y ha criticado que la actual dirección de Unió sigue "descolocada" desde aquella marcha multitudinaria.

   De Gispert es la única que ha aludido directamente al líder de Unió, Josep Antoni Duran: "Agradezco al señor Duran que nos dijera que nos fuéramos. Es la mejor manera de decir que somos catalanistas, nacionalistas y que lo que queremos es una Catalunya humana y independiente".

   Unió se partió antes del verano tras celebrar una consulta interna sobre qué posición debía adoptar el partido en el proceso soberanista y los críticos se fueron de la formación al lamentar que Unió no apostaba inequívocamente por la independencia de Catalunya.

   Antoni Castellà, exdirigente y número 21 de Junts pel sí, ha cargado contra la "lastimosa" posición de su expartido, y ha criticado que oponerse a la independencia de Catalunya es dar la espalda y haber olvidado por qué murió Carrasco i Formiguera.

   También le ha mandado un mensaje al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares: "Tu puedes rezar por la unidad de España que nosotros lo haremos por el bienestar de los ciudadanos de Catalunya".

"IDEAL SUPREMO"

   Todos estos exdirigentes se han escindido de Unió para fundar Demòcrates de Catalunya y la diputada del Parlament y número 35 de la lista, Assumpció Laïlla, ha dicho que el "ideal supremo" de Carrasco i Formiguera era la libertad de Catalunya y esto a lo que aspira Junts pel sí, ha argumentado.

   También ha intervenido el hijo del fundador, Ramon Carrasco, que ha leído escritos de su padre antes de morir fusilado en los que reivindicaba la "independencia" de Catalunya, y la diputada Mercè Jou, que ha pedido utilizar hasta la jornada de reflexión para ir a buscar el último voto.

   El expresidente del AMI y exmilitante de Unió Josep Maria Vila d'Abadal ha reivindicado la existencia de Junts pel sí, cuya gestación vivió en primer persona: "No son aventuras absurdas. Es posible tener un Estado independiente".

   Ha cerrado el acto el jefe de filas de la candidatura, Raül Romeva, que ha dicho que Junts pel sí es una operación "extraordinaria" a favor de Catalunya y lo demuestra que forman parte de ella desde un ecosocialista y agnóstico como él, hasta los socialcristianos de Demòcrates per Catalunya.

Para leer más