Publicado 04/09/2022 10:01

Rovira (ERC) pide acelerar la mesa de diálogo: "Estamos casi descartando 2023, es año electoral"

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, en declaraciones a Europa Press
La secretaria general de ERC, Marta Rovira, en declaraciones a Europa Press - EUROPA PRESS

   Defiende negociar los PGE pero avisa al Gobierno de que no dará un "cheque en blanco"

   BARCELONA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha pedido acelerar la mesa de diálogo en otoño para lograr acuerdos antes de final de año porque ve difícil que haya avances en 2023 al ser un año electoral con los comicios municipales y generales: "Lo necesitamos porque estamos casi descartando el año 2023 porque es un año claramente electoral".

   "Nos parece imprescindible que en los próximos meses haya avances importantes. Nosotros damos muy poca credibilidad a que el año 2023, con unas elecciones municipales a la vuelta de la esquina y con unas elecciones españolas pendientes de convocar seguramente a finales de año, realmente puedan haber avances significativos en el proceso de negociación", ha defendido en una entrevista de Europa Press.

   Ante este ciclo electoral, Rovira considera que los próximos meses serán "muy claves" para que el diálogo de frutos, principalmente en el apartado de la desjudicialización del conflicto, y por eso ha emplazado al Gobierno de Pedro Sánchez a demostrar en este periodo su compromiso con este proceso.

   La dirigente de ERC ve claro que en un año electoral como 2023 el Gobierno, el PSOE y Podemos "actuarán en función de intereses claramente electorales y no profundamente democráticos, estratégicos y de justicia", por lo que cree que el próximo año la mesa de diálogo se utilizará de manera partidista y electoral.

   De hecho, ha argumentado que es habitual en los procesos de negociaciones de conflictos políticos que cuando se entra en un periodo electoral "lo que se hace es suspender la ronda de negociaciones para preservar aquello que es más estratégico, que es la resolución del conflicto político".

   "Toda la gente experta en estos temas es quien nos está ayudando a ver críticamente que se nos acaba el tiempo, que probablemente la mesa de negociación se convertirá en un elemento muy táctico y electoral el próximo año", ha advertido.

   Preguntada por si se debería paralizar el proceso de diálogo el próximo año, ha rechazado avanzar escenarios y ha pedido poner el foco en los próximos meses: "En función de cómo lleguemos el año que viene se deberán tomar varias decisiones. Pero no estamos ahí".

DESJUDICIALIZACIÓN

   La dirigente republicana residente en Ginebra ha reivindicado los acuerdos de julio entre la Generalitat y el Gobierno sobre la mesa de diálogo, especialmente el pacto para desjudicializar el conflicto, aunque ha pedido que "no se quede en una declaración de intenciones" sino que haya resultados tangibles en los próximos meses.

   Sobre si uno de estos resultados debería ser la reforma del delito de la sedición, Rovira ha contestado que su solución es la amnistía pero que estudiarán cualquier opción: "No dejaremos de estudiar ninguna propuesta que el Gobierno español ponga sobre la mesa y que nos acerque o que confirme algunos de los efectos de la amnistía".

   Más allá de la posible reforma de la sedición, la secretaria general de ERC ha subrayado que se pueden hacer muchas reformas legislativas para evitar que el Estado utilice algunas leyes "de forma abusiva" como, a su juicio, ha hecho contra el independentismo en los últimos años.

   Asimismo, ha afirmado que priorizan este proceso de desjudicialización para que, una vez resuelto, el Govern pueda afrontar en "igualdad de condiciones" la parte más profunda del conflicto, que para ella es la necesidad de celebrar un referéndum de autodeterminación.

PRESUPUESTOS DEL ESTADO

   Por otro lado, Rovira ha defendido que ERC negocie los Presupuestos Generales del Estado (PGE), pero ha avisado al Gobierno de que su partido "no firmará un cheque en blanco" a unas cuentas de las que aún no saben cómo serán y qué impacto tendrán en Catalunya, y también ha recordado que el Ejecutivo central tiene pendiente el cumplimiento de las de 2022, que los republicanos avalaron.

   Ha sostenido que ERC quiere "sentarse, entrar a hablar de propuestas, de qué impactos y qué efectos" tendrán los PGE de 2023, y hasta dónde está dispuesto a llegar el Gobierno de coalición en esta situación de dificultad y crisis.

   En este sentido, la dirigente republicana también ha querido avisar al Gobierno de que su partido "no se quiere volver a encontrar instrumentos financieros o presupuestarios que implican ayudas sociales en un momento tan delicado que son concebidas como decretos donde se pueden incluir todo tipo de decisiones políticas", en referencia a algunos de los decretos aprobados este verano.

PRESUPUESTOS CATALANES

   Sobre los Presupuestos de la Generalitat de 2023, ha afirmado que ERC puede entenderse mejor con "organizaciones políticas con quien tiene complicidades más ideológicas", y ha concretado que esto pasa por la CUP y por los comuns, por lo que asegura que le cuesta ver algún punto de encuentro con los socialistas.

   Preguntada por si estarían dispuestos a someterse a una cuestión de confianza para poder negociar las cuentas con la CUP, Rovira ha respondido que para ella esta moción de confianza "ha decaído desde que la CUP confirma que decae el apoyo estratégico al Govern", es decir, con la negativa a apoyar los Presupuestos de 2022.

Contador

Más información