Actualizado 13/03/2012 21:33 CET

Sant Cugat incorpora a su calle inteligente una farola que no requiere conexión eléctrica

Farola Eólica Y Solar Instalada En Sant Cugat
LOCALPRESS

SANT CUGAT DEL VALLÈS (BARCELONA), 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Sant Cugat del Vallès (Barcelona) ha instalado en su calle inteligente --la primera de Catalunya-- una farola que funciona de manera autónoma con energía eólica y solar, sin necesidad de conexión eléctrica y sin producir emisiones de CO2, según ha informado este martes el Ayuntamiento.

Se trata de una de las primeras farolas de estas características de España, que dispone de una miniturbina eólica que genera electricidad para el alumbrado e incorpora una placa solar fotovoltaica para mantener la continuidad de la producción energética, que se acumula en baterías que permiten una autonomía de hasta tres días.

La teniente de alcalde de Servicios Urbanos, Cristina Paraira, ha avanzado que esta primera farola se pondrá a prueba durante un año para, en caso de conseguir resultados satisfactorios, ampliar su instalación en otros puntos de la ciudad, como en la zona empresarial de Can Sant Joan y en parques urbanos.

La empresa suministradora, Hienergy Spain, calcula que la instalación de estas farolas diseñadas en Corea del Sur supone un ahorro económico de entre el 30% y el 42% respecto a las convencionales, sumado al ahorro en el coste de la obra para conectarlas a la red eléctrica.

La farola se integra dentro del proyecto de calle inteligente del municipio vallesano, una peculiar calle piloto que es capaz de gestionar diferentes servicios municipales mediante tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

De este modo, en la calle Cèsar Martinell el aparcamiento, el alumbrado, el tráfico, el control ambiental, los residuos y las papeleras se gestionan mediante sensores que recopilan y tratan la información, que es transferida a los diferentes servicios que deben gestionarlos.

La iniciativa, impulsada por el Ayuntamiento y siete empresas punteras como Indra y Abertis, funciona a tiempo real y de manera continua para optimizar los recursos y por lo tanto reducir su gasto, tanto económico como ambiental.