Sucesos.- Detenido un motorista que atropelló a un mosso en Ripoll (Girona) y denunciados otros 13 conductores en Girona

Actualizado 02/09/2008 22:43:36 CET

GIRONA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra detuvieron este fin de semana a 14 personas por delitos contra la seguridad del tráfico en la provincia de Girona, principalmente por alcoholemias, aunque también arrestaron a un motorista que atropelló a un agente en Ripoll y a un conductor con documentación falsa y una tasa de alcoholemia que triplicaba la permitida, según informó hoy el citado cuerpo policial.

Sobre las 17 horas del sábado, una dotación de la Policía catalana realizaba tareas de vigilancia en Ripoll y vieron una motocicleta sin placas de matrícula a la que hicieron señas para que parara. Sin embargo, el conductor hizo caso omiso a las indicaciones y huyó a gran velocidad hasta que atropelló a uno de los agentes --que resultó herido leve-- y cayó al suelo.

La Policía autonómica acusa a Gerard Enric M.C., un español de 20 años y vecino de la localidad, de conducir sin haber obtenido nunca el permiso de conducir, de circular de forma temeraria y de atentado contra la autoridad.

A esa misma hora, los Mossos detuvieron a Víktor M.H. y Georgi N.T., ambos de nacionalidad búlgara y vecinos de Sant Quirze de Besora (Barcelona), por circular en sendos vehículos de gama alta y gran potencia por la carretera C-65, entre Llagostera y Sant Feliu de Guíxols.

Un agente fuera de servicio --cuyo aviso permitió la detención-- los vio realizando múltiples adelantamientos irregulares a otros vehículos, que se vieron obligados a frenar. Los infractores también circularon en sentido contrario, lo que obligó al resto de conductores a resguardarse en el arcén para evitar la colisión frontal.

La madrugada del domingo, los Mossos detuvieron en un control de alcoholemia en la carretera C-63, a su paso por Vidreres, a Marcos Rogerio E., un brasileño de 23 años, que circulaba triplicando la tasa de alcohol permitida, sin haber obtenido nunca el permiso de conducir y con un pasaporte falso que reconoció haber comprado por unos 1.200 euros.

Esa misma noche, sobre las 23.40 horas, un turismo se salió de la GI-555 en Massanes. A resultas del accidente, dos ocupantes resultaron heridos --uno grave y otro leve--, mientras que el conductor, con 0,6 miligramos e alcohol por litro de aire expirado, salió ileso.