Trias: el mercado de Sant Antoni será un "polo de atracción"

Actualizado 21/02/2015 12:52:22 CET
El alcalde Xavier Trias visita la reforma del mercado de Sant Antoni
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha asegurado este sábado que el mercado de Sant Antoni se convertirá en un "polo de atracción para el barrio y para toda la ciudad", una vez terminen las obras de remodelación.

   "Será un atractivo de la ciudad por su estructura y por los hallazgos arquitectónicos", ha resaltado tras visitar la reforma del mercado, que incluye la rehabilitación de su estructura y obras en el subsuelo, donde se encontraron restos de un baluarte, la vía sepulcral romana y una contraescarpa.

   Ha considerado que la reforma es una exhibición técnica por su complejidad, y ha defendido: "La suma de todo esto hace ciudad; este espacio es historia de Barcelona y a la vez permite hacer ciudad de futuro".

   El concejal de Comercio, Consumo y Mercados, Raimond Blasi, ha señalado que la "construcción se ha ido adaptando a la situación", y ha destacado que los proyectos de remodelación de mercados finalizados han comportado una inversión de 133 millones de euros durante el mandato.

ENCUENTRO INTERNACIONAL

   Blasi ha anunciado que Barcelona acogerá en marzo un encuentro internacional de mercados públicos que se celebrará en esta edición por primera vez fuera de Estados Unidos.

   La arquitecta directora de la obra, Carme Ribas, ha explicado que se está llevando a cabo una "restauración muy fiel" de la estructura y que se habilitará una calle deprimida a la altura de los restos arquitectónicos para que puedan acceder los ciudadanos.

   El director de ejecución de la obra, Ivan Perea, ha resaltado que la remodelación --con un presupuesto de 60 millones-- es "técnicamente muy difícil", y ha señalado que han incluido un sistema geotérmico para generar energía eléctrica a través de la temperatura del terreno.

   La remodelación incluye la excavación de cuatro niveles, que incluirán un vestíbulo central, un aparcamiento público, almacenes y una zona de carga y descarga.

   La última fase de la obra se licitará previsiblemente el 23 de marzo y se adjudicará en septiembre; cuenta con un presupuesto de 29 millones y se alargará alrededor de dos años.