Actualizado 24/03/2012 22:12 CET

UPN cree que unir Banca Cívica-La Caixa puede ser bueno, PSN duda y lo rechazan NaBai, Bildu e I-E

La Caixa Por Europa Press
EUROPA PRESS

El PPN lo respeta pero le preocupa "la pérdida de identidad" de Caja Navarra

PAMPLONA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

UPN ha dicho que, si se formaliza el preacuerdo para integrar Banca Cívica y la Caixa, la operación puede ser buena, el PSN dice que Caja Navarra no se puede quedar al margen de lo que pase financieramente en España aunque muestra sus dudas sobre esta operación, y el PPN respeta la decisión pero le preocupa la pérdida de identidad de Caja Navarra, mientras NaBai, Bildu e I-E lo rechazan y critican la "privatización" de la entidad.

El portavoz de UPN en el Parlamento de Navarra, Carlos García Adanero, ha declarado a Europa Press que es una operación con garantías, que puede ser buena y positiva para los intereses de la Comunidad foral, ya que "en este tiempo en el que se está exigiendo unos bancos y cajas con recursos y grandes y potentes, en este caso Caixa se convertiría en la primera caja española".

Además, el regionalista, que ha mostrado respeto a las decisiones que se tomen, ha indicado que "el servicio que se va a seguir prestando a los clientes de Banca Cívica o de Caja Navarra, el trato directo, tiene garantías, con una caja como es la Caixa".

El portavoz parlamentario del PSN, Juan José Lizarbe, ha valorado que es importante que Caja Navarra se sitúe bien en el nuevo escenario financiero a nivel nacional e internacional y ha añadido que, aunque no sabe si es bueno que Caja Navarra esté en la Caixa, Caja Navarra no se puede quedar al margen de lo que pase financieramente en España, y ha añadido que "es mejor a veces ser cola de león que cabeza de ratón".

Lizarbe ha destacado que éste es "un mundo globalizado, en una Europa donde mandan los capitales, los mercados, y es importante que Caja Navarra se sitúe en el nuevo escenario financiero a nivel nacional e internacional".

"MALA NOTICIA PARA NAVARRA"

En representación de Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta ha criticado que este preacuerdo es una mala noticia para Navarra porque la Comunidad foral "pierde recursos financieros y peligran muchos puestos de trabajo".

El portavoz parlamentario de la coalición se ha mostrado en contra de la desaparición del modelo de las cajas y de la privatización y conversión en bancos y ha deseado que a partir de ahora Navarra asuma el control de la proporción que le corresponde, ya que "eso no se puede quedar en manos de una fundación privada sin control político".

Por otro lado, Zabaleta ha criticado que "el tránsito que ha recorrido la Caja de Ahorros de Navarra hasta ser ahora un porcentaje muy pequeño en el capital de la Caixa se ha efectuado sin control político y es responsabilidad de UPN y PSN".

En la misma línea, el portavoz de Bildu en la Cámara navarra Maiorga Ramirez ha criticado que con este preacuerdo "se sustancia la estrategia de UPN y PSN con respecto a Caja Navarra, de tal forma que en estos momentos es una entidad absolutamente alejada de sus principios fundacionales y, por lo tanto, sin capacidad alguna de incidencias según los parámetros que las administraciones públicas definan para los intereses de su sociedad".

"Antes, esta comunidad contaba con un instrumento, con una caja de ahorros de orientación pública, y ahora ha dejado de tenerla. La ciudadanía no va a contar con un instrumento para hacer frente a la situación de situación de crisis, algo que demandan especialmente los autónomos y las pequeñas empresas", ha censurado.

Desde Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin ha realizado una valoración "muy negativa y muy crítica" de este preacuerdo ya que supone la extinción de Banca Cívica, porque Navarra pierde un instrumento financiero vinculado al desarrollo económico y social de la Comunidad, según ha dicho.

Además, Nuin ha criticado que el PP, UPN y PSN han participado e impulsado un proceso en el sistema financiero en España que "ha consistido en privatizarlo, entregar la mitad del sistema financiero, que eran las cajas de ahorros, a la banca privada", y a su juicio, esta no es la solución para que el crédito llegue a las familias y a las empresas, a la economía real.

"ENTIDADES FUERTES"

El parlamentario del PPN Eloy Villanueva ha afirmado que su partido respeta las decisiones que se toman desde el punto de vista empresarial y dentro de la reestructuración del sistema financiero, y ha abogado por que de las fusiones aparezcan entidades lo más fortalecidas posible, ya que "los impositores tienen derecho a que las entidades en las que han confiado sean fuertes, solventes y que ofrezcan las mejores garantías".

En todo caso, Villanueva ha manifestado la preocupación del PPN por la pérdida de identidad de Caja Navarra --ha dicho--, así como "la pérdida de la obra social, que tan buenos resultados ha traído a la sociedad".