El Zoo de Barcelona prevé construir un nuevo delfinario con inversión privada

Actualizado 10/05/2012 17:19:45 CET

Habilitará una pasarela de hasta nueve metros de alto para ver el parque

BARCELONA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Zoo de Barcelona prevé construir antes de 2020 un nuevo delfinario en unos terrenos adyacentes al parque de la Ciutadella, una nueva instalación que se financiará con inversión privada pero que gestionará el mismo zoológico y que entierra la idea del anterior Gobierno municipal, de Jordi Hereu, de crear un zoo marino en la zona del Forum.

Este es uno de los principales puntos del Plan estratégico 2012-2020 del Zoo que el alcalde, Xavier Trias, y la segunda teniente de alcalde, Sònia Recasens, han presentado este jueves, una hoja de ruta que prevé invertir 10 millones de euros hasta 2015 y potenciar el parque como referencia científica, educativa y de conservación de animales.

El consistorio ya ha iniciado los contactos para tirar adelante el proyecto, si bien ni Trias ni Recasens han querido dar detalles sobre los terrenos --barajan unos de titularidad pública y otros de privada en la zona-- ni los posibles inversores que harían viable el nuevo equipamiento.

Así, no está clara qué superficie tendrá ni cuándo comenzará a edificarse, si bien no descartan que sea en este mandato, ya que en cuanto se encuentre el inversor privado se iniciará su construcción, mientras que, en relación a la plataforma junto al Forum donde debía construirse el zoo marino, Trias ha sido tajante: "Ya veremos, pero ahora no es nuestra prioridad".

Se prevén otras actuaciones a terminar antes de 2020 vinculadas con la infraestructura del parque de la Ciutadella, como levantar una pasarela sobre el recinto para romper barreras visuales y que tendrá 9.000 metros cuadrados de superficie y altura variable --nueve metros en su punto más elevado--, además de albergar centros de información a lo largo del espacio.

UNA ÚNICA ENTRADA

Se ha planificado también ampliar la entrada de la calle Wellington con un nuevo espacio urbanizado --ello obligará a desplazar la parada de tranvía que hay justo delante de la actual puerta--, y que la convertirá en el único acceso, puesto que la de dentro del parque de la Ciutadella se eliminará, si bien se contempla habilitar nuevas salidas.

Con todo, se pretende mejorar el Zoo sin deslocalizar ninguna de sus instalaciones, como ha asegurado Trias: "Hacemos una apuesta clara por la ubicación actual y para no perder espacio en este Zoo, mejorar las instalaciones y ser capaces de que tenga un nivel científico importante".

Así, el alcalde ha cerrado la puerta a que una hipotética ampliación del Parlament reste superficie al parque, ya que "no tiene sentido de ninguna de las maneras sacrificar el zoológico".

En la primera fase, en el periodo 2012-2015, se ampliarán las instalaciones de los elefantes, de los hipopótamos y de los orangutanes, y se construirán nuevas para los leones, los tigres, las jirafas y los lémures, si bien se mantendrá la superficie total en 13,5 hectáreas.

FUNDACIÓN BARCELONA ZOO

Otra novedad es la creación de la Fundación Barcelona Zoo, que contará con la colaboración del Ayuntamiento, el Govern, universidades y centros de investigación, estará formada por un patronato de hasta 19 miembros y gestionará el Programa de Investigación y Conservación del Zoo, entre otras funciones vinculadas con la formación y desarrollo.

El Zoo de Barcelona, que celebra este año su 120 aniversario, acoge a 2.208 animales de 319 especies y 400 tipos de plantas, cuenta con 108.475 socios y registró en 2011 el récord de visitantes, con 1.164.027 asistentes.