El aeropuerto de Melilla contará con un sistema para prever las turbulencias

Actualizado 15/03/2007 15:20:22 CET

MELILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El aeropuerto de Melilla cuenta con un nuevo radar acústico, más conocido como 'equipo sodar' o 'perfilador de viento', con el que el departamento de Meteorología podrá prever las turbulencias del aire que se podrían producir en la cabecera de la pista del aeropuerto en días con condiciones climatológicas adversas.

Así lo anunció hoy el director general del Instituto Nacional de Meteorología (INM), Francisco Cadarso, que junto a la subdirectora general de Observación, Carmen Rus, viajó a Melilla para conocer las nuevas instalaciones con las que cuenta este departamento en el aeropuerto tras las obras que se están llevando a cabo para duplicar su capacidad.

En una valoración ante los periodistas, Cadarso subrayó la importancia de contar con un radar de este tipo en un aeropuerto que enlaza con Málaga, Almería, Granada y Madrid, donde existen unas "circunstancias especiales" para la navegación aérea debido a la longitud de la pista, de muy reducidas dimensiones. "Conociendo de antemano las turbulencias que se podrían producir en los vuelos durante las operaciones de aterrizaje y despegue, se puede mejorar no sólo la seguridad aérea, sino también la comodidad a los pasajeros durante la travesía" afirmó Cadarso.

Para la instalación de este radar, el Instituto Nacional de Meteorología ha realizado una inversión inicial de 400.000 euros, a los que habrá que sumar los gastos derivados del equipo necesario para controlar esta nueva tecnología de una manera permanente. Además, el INM también ha llevado a cabo otra serie de actuaciones, como la renovación de sus equipos para conseguir una mayor automatización, la mejora de las comunicaciones tecnológicas con la implantación de la fibra óptica y el reforzamiento del número de sensores.