Condenado en Ceuta por la muerte y quema en un coche de un hombre cuyas inductoras fueron su viuda y su cuñada

Condenado en Ceuta por la muerte y quema en un coche de un hombre cuyas inductor
POLICÍANACIONAL/ARCHIVO
Actualizado 05/03/2019 23:29:03 CET

CEUTA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los tres principales acusados por la muerte y posterior quema en el interior de un coche de un hombre en diciembre de 2014 en Ceuta, el autor material de los hechos y las dos inductoras, la viuda y la cuñada del finado, han aceptado este martes ser condenados a 11 años de prisión, en el primer caso, y a cinco, en el de cada uno de las dos mujeres, justo antes del inicio de la vista oral con tribunal del jurado que iba a celebrarse en la Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz con sede en la ciudad autónoma.

Fuentes judiciales han explicado a Europa Press que Hanuar M.A. ha aceptado una condena de diez años de cárcel por un delito de homicidio y otros doce meses de prisión por tenencia ilícita de armas. Además deberá hacer frente a 12 años de destierro y a otros tantos de alejamiento de la familia de la víctima, Mohamed A., cuyo cadáver fue encontrado el 15 de diciembre de 2014 con al menos un impacto de bala en el asiento del copiloto de un automóvil de alta gama blindado parcialmente calcinado en la periferia de la ciudad.

Saida M.M. y Chorok M.M., viuda y cuñada del fallecido, respectivamente, han asumido cinco años de cárcel cada una como cómplices de un delito de homicidio, así como el pago de 235.000 euros en concepto de indemnización por daños morales a la familia de la víctima, a la que no podrán acercarse durante una década.

La Fiscalía solicitaba en su calificación de los hechos hasta 23 años de prisión para el autor material del asesinato en una causa en la que contemplaba la comisión de delitos de asesinato, tenencia ilícita de armas, encubrimiento, profanación de cadáveres y daños.

El relato fáctico del Ministerio Público partía de que la esposa de la víctima y su hermana "encargaron" al autor confeso acabar con la vida de la víctima que habitualmente llevaba chaleco antibalas como medida de precaución.

Tras pasar por la vivienda familiar y después de una discusión la tarde del 14 de diciembre de 2014 la abandonó "apresuradamente" a bordo del coche de alta gama "que usaba habitualmente para sus desplazamientos" y se encontró con quien sería su homicida, que "aprovechando que no disponía de chaleco, lo que debilitaba enormemente su defensa, de manera sorpresiva le disparó en la cabeza con una pistola semiautomática ocasionándole la muerte".

Después, "con ánimo de hacer desaparecer cualquier resto de huellas que existieran y con notable desprecio al cuerpo sin vida, decidió calcinarlo", acción en la que se involucraba a cinco personas más que finalmente quedarán absueltas.

La Policía Nacional situó este suceso en el marco de una "rivalidad manifiesta por disputas personales entre miembros de distintas organizaciones criminales con el trasfondo del dominio territorial en el negocio del tráfico de estupefacientes, principalmente de hachís" que generó diversos "hechos delictivos de carácter grave con empleo de armas de fuego" que ocasionaron "la muerte o heridas" a diversas personas en esos meses "con la consiguiente alarma social y de la población".

Contador

Para leer más