Publicado 19/03/2021 16:22CET

Denunciado en Melilla el dueño de una finca por alquilarla para una fiesta ilegal de 11 personas

Vehículo de la Policía Local de Melilla
Vehículo de la Policía Local de Melilla - POLICÍA LOCAL DE MELILLA

Segunda fiesta ilegal localizada en Melilla en menos de una semana en espacios en alquiler para fumar cachimbas, beber y oír música

MELILLA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Melilla ha denunciado al propietario de una finca en carretera Hardú por el alquiler de la misma para la celebración de una fiesta ilegal, así como a las once personas que se encontraban en esos momentos en el lugar.

Este es el segundo caso similar en una semana después de que una nave fuera denunciada con 14 personas en su interior por organizar en horas de toque de queda fiestas ilegales en trasteros para grupos de hasta seis personas para fumar en cachimbas, beber y oír música.

Según ha informado un portavoz de este cuerpo de seguridad dependiente de la Ciudad Autónoma, los agentes fueron comisionados por la sala operativa después de que ciudadanos avisaran que al parecer se estaba celebrando una fiesta clandestina en carretera Hardú.

Personados en el lugar, cerca de las inmediaciones del Barrio Chino, los policías observaron que había varios vehículos estacionados y se oía música procedente del interior de una finca.

Una vez en el lugar pudieron entrevistarse con los jóvenes que se encontraban allí, en total once, y pudieron comprobar que "todos ellos estaban sin mascarilla, consumiendo alcohol, sin respetar el distanciamiento social y no siendo convivientes entre ellos", por lo que se procedió a identificarlos a todos y a informarles de las infracciones cometidas y de las correspondientes actas que se iban a cursar por tales motivos.

Realizadas las indagaciones pertinentes, ya que ninguno de ellos tenía como domicilio el lugar de la fiesta, la Policía Local ha podido saber que la finca había sido alquilada para dicha celebración, pagando un alquiler entre todos al propietario, el cual al parecer la alquila habitualmente para la celebración de fiestas.

Este fue posteriormente identificado y propuesto para sanción como responsable de una celebración con ánimo de lucro, y por incumplir las medidas sanitarias impuestas actualmente.

Esta es la segunda fiesta ilegal localizada en Melilla en grandes espacios en menos de una semana. El primer ha sido tras un servicio conjunto de Policía Nacional y Policía Local que permitió la localización de una nave con 13 personas consumiendo alcohol y cachimbas, divididos en grupos de entre tres y seis personas en los diferentes trasteros sin mascarilla, ventilación, ni distancia social.

Las Fuerzas de Seguridad, a raíz de ello, levantaron acta, identificando a todas las personas que se encontraban en el establecimiento, "procediendo a la propuesta de sanción administrativa pertinente", tal y como ha comunicado por último la Delegación del Gobierno en Melilla.

Para leer más