Estudian el "intenso repunte" de delfines listados muertos hallados en Ceuta

Actualizado 29/08/2019 17:08:05 CET
450453.1.500.286.20190829123223
Vídeo de la noticia

CEUTA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Museo del Mar de Ceuta y Septem Nostra-Ecologistas en Acción han registrado en lo que va de 2019 el hallazgo de 21 delfines listados muertos en las costas de la ciudad autónoma, la mitad en lo que va de mes de agosto. Solo este martes se han retirado de las playas de Calamocarro y Benzú, ubicadas ambas en la bahía norte que da a aguas del Estrecho de Gibraltar, los cadáveres de una hembra con dos crías y de otros tres ejemplares adultos.

El director del Museo del Mar, Óscar Ocaña, ha reconocido que el registrado este verano es "un repunte importante, intenso", del número de varamientos en comparación con los datos de los veinte años anteriores, aunque ha advertido de que será "el resultado de las necropsias que realice a los ejemplares el equipo de Sanidad Animal de la Consejería" el que deberá determinar si las muertes se deben a "algún tipo de enfermedad", si han fallecido al quedar atrapados en redes de pesca o a causa de las heridas que presentan.

"El 99 por ciento de los delfines fallecen por muerta natural debido a edad avanzada o a enfermedades y en nuestro entorno este tipo de animales, a diferencia de lo que sucede en Canarias, no suelen acercarse a las costas", ha señalado el biólogo marino en declaraciones a Europa Press.

A su juicio en el aumento de la mortalidad detectada puede tener influencia "la sobrepesca que se practica en verano para abastecer el gran incremento poblacional que se registra en Marruecos", lo que facilitaría que más delfines queden atrapados en redes de pesca.

"Las necropsias deberán determinar si los ejemplares muestran heridas anteriores a la muerte o posteriores o, en su caso, si padecían alguna enfermedad", ha insistido Ocaña.

Desde el Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos de Ceuta (Cecam) han señalado que los animales hallados presentan "cortes y heridas profundas" y han relacionado su muerte con "las redes de trasmallo de los pesqueros marroquíes". "Está muy claro que han pasado por las manos del hombre porque llegan mutilados", ha aseverado el responsable del Cecam, Manuel Vera.

"Hemos encontrado muchos con heridas que podrían haber sido causadas con bichero --un gancho largo de uso habitual en la pesca-- con el fin de arrastrarlos para sacarlos de las redes", ha precisado. En lo que va de 2019, según sus cifras, también recogido en las costas de Ceuta cinco cadáveres de tortugas bobas, que hasta ahora eran la víctima más habitual de las redes de pesca en el Estrecho, y un rorcual, una ballena gigante.