El Hospital de Melilla sufre desde el viernes una avería del aire acondicionado en pleno verano

Publicado 16/07/2019 15:25:10CET
Hospital comarcal de Melilla
Hospital comarcal de MelillaEUROPA PRESS - Archivo

Ingesa espera solucionar el problema este martes y asegura que las emergencias quirúrgicas han tenido "la temperatura necesaria"

MELILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Comarcal de Melilla, dotado de 172 camas para enfermos y varias dependencias sanitarias como los quirófanos y el servicio de urgencias, ha sufrido una avería en sus aparatos de aire acondicionado debido a la parada total de dos de las tres máquinas productoras de frío y de la reducción al 50% de rendimiento de la tercera cuando los termómetros rozan los 30 grados centígrados.

Los fallos se produjeron la noche del jueves al viernes 12 de julio y se espera que a lo largo de este martes 17 de julio se solucionen, si bien los responsables del centro han asegurado que durante estos cinco días la temperatura necesaria para acometer las emergencias quirúrgicas está siendo garantizada mediante de la reconducción de la potencia frigorífica.

Según ha informado este martes el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), este organismo dependiente del Ministerio de Sanidad "trabaja en solucionar la avería en el aire acondicionado del Hospital Comarcal, que se produjo durante la noche del jueves a viernes pasados, cuando pudo apreciarse una considerable bajada de rendimiento en la producción de frío que afectaba a todo el edificio del Hospital Comarcal".

Un portavoz de la Dirección Territorial del Ingesa ha explicado que en la intervención ulterior realizada por los técnicos del centro hospitalario para verificar el estado de las máquinas, "se observó la parada total de dos de las tres máquinas productoras de frío, y de la reducción al 50% de rendimiento de la tercera".

Una vez evaluada telefónicamente la situación con el departamento de ingeniería del fabricante de las máquinas, a través de comprobaciones técnicas y descartes de fallos conocidos, "se llegó a la conclusión, dada la excepcionalidad de la avería, de que algunos de los componentes electrónicos que controlan el correcto funcionamiento de las máquinas estaban inoperativos", según las mismas fuentes.

Ese mismo día se inició el protocolo de desplazamiento de los técnicos oficiales hasta Melilla, condicionado por la falta de stock en España de los componentes afectados, previsto inicialmente para el miércoles día 17, si bien, "la urgencia por la solución del problema ha permitido disponer de estos antes de lo previsto, por lo cual se espera que a primera hora de la tarde de este martes se puedan iniciar los trabajos de reparación y puesta en servicio del 100% de la producción de frío en las instalaciones del hospital".