Trabajo pedirá a Interior que analice la situación de los solicitantes de asilo bloqueados en Ceuta

Actualizado 26/09/2018 17:05:13 CET

CEUTA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Inmigración y Emigración, Agustín Torres, y la directora general de Integración y Atención Humanitaria, Estrella Rodríguez, se han comprometido este miércoles en Ceuta a trasladar al Ministerio del Interior la problemática de los migrantes que ven admitidas a trámite sus solicitudes de protección internacional en España pero que no pueden cruzar el Estrecho y circular por el territorio nacional pese a que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha recibido durante los últimos años cerca de veinte sentencias de distintos tribunales que reconocen ese derecho a los afectados.

"Vamos a transmitir esa situación a Interior para que intente solucionarlo cumpliendo la legislación, como no puede ser de otra manera, que lo analice y que lo compruebe", ha resumido Torres en rueda de prensa.

Torres y Rodríguez han visitado el perímetro fronterizo y el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local y se han reunido con representantes de las organizaciones no gubernamentales (ONG) que colaboran con la Administración en la atención a los migrantes y con los mandos de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

En su comparecencia ante los medios junto a la delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, Torres ha reconocido que son "muchos" los "retos de dificultad máxima" que está afrontando el Ejecutivo de Pedro Sánchez en el ámbito "de la inmigración y la emigración, que forman parte de la misma realidad" y ha lamentado el "abandono presupuestario" que para "atender las circunstancias que está afrontando España este año y el anterior" dejó el PP "por falta de previsión o voluntariamente".

El secretario general y la responsable de Integración han explicado que, aunque el CETI de Ceuta acoge actualmente a cerca de mil indocumentados, casi el doble de su capacidad máxima operativa (512 plazas), ni el Ministerio tiene ningún plan de ampliación de sus instalaciones "ni ningún interlocutor nos lo ha planteado".

El Gobierno sí aspira a "recuperar la normalidad" en el equipamiento devolviendo al uso para el que fueron concebidas las áreas comunes ("atención humanitaria, apoyo psicológico, clases...") que han tenido que ser acondicionadas como dormitorios improvisados, aunque ni Torres ni Rodríguez han aseverado que el ritmo de los traslados de acogidos a la Península vaya a poder acelerarse más allá de su análisis "caso por caso teniendo en cuenta su vulnerabilidad". La estancia media en el CETI, que llegó a ser de solo tres meses y medio de media, ha crecido de nuevo hasta entre seis y doce.

El secretario general también ha defendido que el Ejecutivo socialista ya ha dado pasos para corregir la "precariedad absoluta" en la que se encontró el área de Asilo y Refugio promoviendo una oferta pública de empleo para cubrir "más de 200 puestos" pero ha admitido no conocer la situación de la oficina para recibir solicitudes de protección internacional que se abrió en la frontera de Ceuta y a la que no ha podido acceder ni una sola persona en tres años y medio.