Publicado 24/07/2022 17:29

Ocho años de cárcel para tres acusados de introducir inmigrantes en Melilla cobrando 8.000 euros por vehículo

Un agente de la Guardia Civil pide documentación al conductor de un vehículo durante un control en la autovía A-5, en la primera operación salida del verano de 2022, a 1 de julio de 2022, en Madrid (España).
Un agente de la Guardia Civil pide documentación al conductor de un vehículo durante un control en la autovía A-5, en la primera operación salida del verano de 2022, a 1 de julio de 2022, en Madrid (España). - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

MELILLA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ratificado la condena a tres personas, dos hombres y una mujer, a un total de ocho años de prisión (cuatro al cabecilla y dos a cada uno de los dos considerados "cómplices"), por introducir irregularmente inmigrantes en Melilla a cambio de unos 8.000 euros por vehículo

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el alto tribunal ha desestimado el recurso presentado por dos de los tres condenados a la sentencia por la que han sido penados por la comisión de sendos delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, en distinto grado para dos de ellos, que les había impuesto por estos hechos la Sección VII de la Audiencia Provincial de Málaga con sede en Melilla.

El auto judicial ha señalado, en los hechos probados, que sobre las 2 horas y 10 minutos del día 2 de mayo de 2019, uno de los enjuiciados, junto con la mujer acusada de cómplice, se dispuso a acceder a Melilla procedente de Marruecos por el puesto fronterizo de Beni-Enzar en el coche por él conducido. Durante la inspección del mismo, los agentes de la Guardia Civil descubrieron ocultos en el interior del vehículo, en sendos habitáculos camuflados, a tres migrantes de origen subsahariano.

Los habitáculos que presentaba el vehículo, practicados de forma artesanal, fueron localizados, el primero, en la zona correspondiente a la guantera y parte del salpicadero hasta el cuadro de mandos del vehículo y el segundo, situado bajo los asientos traseros del vehículo, que ocupaba la zona correspondiente al depósito de combustible. En ambos casos el cuerpo de las tres personas en ellos introducidas estaba en contacto directo con la estructura metálica del habitáculo, que presentaba aristas e imperfecciones cortantes.

Para poder acceder al primero de los habitáculos los agentes requirieron la intervención del servicio de Bomberos para proceder a desmontar del salpicadero con medios mecánicos. El acceso al segundo necesitó el desanclaje de los asientos.

430 COCHES A SU NOMBRE

El tercer enjuiciado figura como titular del vehículo intervenido, "operación a la que se prestó pese a no ser el propietario real del coche". En la Jefatura Provincial de Tráfico de Melilla "obran inscritos a su nombre como propietario más de 430 vehículos". Este encausado, además, había sido detenido anteriormente en cinco ocasiones, entre enero de 2014 y marzo de 2019, igualmente por delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Tras el volcado de sus teléfonos, el juzgado recoge como clave una conversión de WhatsApp entre los acusados, realizado el día 30 de abril de 2019 a las cero horas y un minuto. Uno de ellos le dice a la mujer acusada de complicidad "[...] Mañana tengo un trabajo de 8mile x eso te necesito [...]" y ella le responde "[...] De que...Que tienes un trabajo de 8 que??...[...]". El hombre le responde: "[...] Si, te lo juro... Por eso te estoy diciendo que te quiero ver en persona y te explico todo hija, es que tú no te entras, madre mía...[...]". Posteriormente confirman el día de entrada desde Marruecos a Melilla: "Ya está, el sábado vas a salir ¿si no? Puede ser que en ese coche vamos a llevar a la novia... ".

Para el TSJA, a la hora de desestimar los recursos contra sus condenas, ha subrayado que "no ofrece ninguna duda, y tampoco lo cuestionan los recurrentes, que los hechos que se declaran probados integran un delito de inmigración ilegal agravado por la puesta en peligro la vida de las personas objeto de la infracción, o la creación de un riesgo de causación de lesiones graves".

"No puede tipificarse de otro modo la conducta de quien construye dos habitáculos en el interior de un turismo (*), e introduce en ellos a sendos jóvenes procedentes del África subsahariana que pretendían entrar en territorio español careciendo de la documentación necesaria" ha concluido en el auto judicial.

Contador

Más información